XI Legislatura del Estado de Quintana Roo

Iniciativa 

Diputación Permanente del 2do. Año

Fecha de Inicio 12  de Marzo de 2007

 

HONORABLE XI LEGISLATURA DEL H.

CONGRESO DEL ESTADO DE QUINTANA ROO.

P R E S E N T E

Los ciudadanos miembros del honorable Ayuntamiento Constitucional de Othón P. Blanco, Quintana Roo, 2005-2008, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 68 fracción Ill, 126 y 133 de la Constitución Política del Estado de Quintana Roo; 7, 66 fracción I inciso a) y 90, fracción I de la Ley de los Municipios del Estado de Quintana Roo; y 133 fracción Ill, del reglamento interior del Ayuntamiento del Municipio de Othón P. Blanco, nos permitimos presentar a la consideración de la Honorable XI Legislatura del Estado de Quintana Roo, la Iniciativa con proyecto de Decreto mediante el cual se reforma el Artículo 133 de la Constitución Política del Estado Libre Quintana Roo, a efecto de que se sustancie el trámite conducente con la siguiente

E X P O S I C I Ó N D E M O T I V O S

Los Estados adoptarán, para su régimen interior, la forma de gobierno republicano, representativo y popular, teniendo como base de su división territorial y de su organización política y administrativa, el Municipio libre.

Cada Municipio será gobernado por un Ayuntamiento de elección popular directa, integrado por un Presidente Municipal y el número de Regidores y Síndicos que la Ley determine y que la competencia que esta Constitución, otorga al Gobierno Municipal se ejercerá por el Ayuntamiento de manera exclusiva, no habiendo autoridad intermedia alguna entre éste y el Gobierno del Estado.

Los Presidentes Municipales, Síndicos y Regidores de los Ayuntamientos electos popularmente por elección directa no podrán ser reelectos para el periodo inmediato. Las personas que por elección indirecta o por nombramiento o designación de alguna autoridad desempeñen las funciones propias de estos cargos, cualquiera que sea la denominación que se les dé, no podrán ser reelectas para el periodo inmediato. Todos los funcionarios antes mencionados, cuando tengan el carácter de propietarios, no podrán ser electos para el periodo inmediato con el carácter de suplentes, pero los que tengan el carácter de suplentes sí podrán ser electos para el periodo inmediato como propietarios a menos que hayan estado en ejercicio.

Los Presidentes Municipales, Síndicos y Regidores de los Ayuntamientos que hayan estado en ejercicio, no podrán ser reelectos para el periodo inmediato como propietarios o suplentes, pero los suplentes si pueden ser electos como propietarios a menos que hayan ejercido el cargo.

El texto original de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, en su Artículo 115 fracción III no limitaba la reelección inmediata de los miembros del ayuntamiento, pues sólo estaba establecida dicha prohibición para los gobernadores de los Estados.

En 1943, mediante una reforma a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se amplió el periodo de ejercicio Constitucional de los gobernadores de los Estados de cuatro a seis años como máximo, y que dicha reforma obedeció, primordialmente, a la necesidad de garantizar la continuidad presupuestal y programática de los gobiernos estatales.

En la actualidad la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos no establece la duración del periodo de gobierno de los ayuntamientos, dejando la facultad a las legislaturas estatales de determinarlo.

El Artículo 133 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Quintana Roo determina que cada Municipio será gobernado por un Ayuntamiento de elección popular directa, que se renovará cada tres años y residirá en la Cabecera Municipal. La competencia que esta Constitución otorga al Gobierno Municipal se ejercerá por el Ayuntamiento de manera exclusiva y no habrá autoridad intermedia entre este y el Gobierno del Estado.

Atendiendo a las Reformas que se han venido dando a la Constitución Federal y en especial a las de 1999, en virtud de las cuales se atribuye al Ayuntamiento la facultad de gobernar y con ello autogestionar los intereses de la comunidad, a través del ejercicio responsable de sus atribuciones en materia de gobierno y régimen interior; obras públicas y desarrollo urbano; servicios públicos; hacienda pública; desarrollo económico y social; seguridad pública y tránsito, se hace necesario reflexionar en la oportunidad de incrementar el periodo de ejercicio constitucional del Ayuntamiento.

Con las reformas de 1999 se hace explícita la definición del Ayuntamiento como gobierno autónomo y ya no sólo como entidad administrativa, y se le da la facultad de aprobar los bandos de policía y gobierno, los reglamentos, circulares y disposiciones administrativas de observancia general dentro de sus respectivas jurisdicciones. Se le otorgó la competencia exclusiva de determinados servicios públicos. Por cuanto a la competencia tributaria se le ha atribuido la facultad de cobrar derechos por la prestación de determinados servicios públicos a su cargo, además de elevarse a rango constitucional la obligación de participarles en el rendimiento de impuestos federales y se les dotó de la facultad de aprobar su propio presupuesto de egresos.

La IX y X Legislaturas del Estado de Quintana Roo, mediante decretos publicados en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado, el 15 de marzo del 2002 y 24 de octubre del 2003, respectivamente, aprobaron sendas modificaciones al texto de la Constitución del Estado Libre y Soberano de Quintana Roo, mediante las cuales se incorporaron principalmente mecanismos legales en materia de organización y funcionamiento de los Municipios del Estado, estando patente en cada una de ellas la idea genérica de reflexionar respecto de la duración del periodo del ejercicio constitucional de los Ayuntamientos quintanarroenses.

La reflexión en la modificación del periodo constitucional de Ios Ayuntamientos parte de premisas como la continuidad presupuestal y programática, ya que la experiencia ha demostrado que tres años no son suficientes para garantizar el cumplimiento óptimo de las atribuciones de los miembros del Ayuntamiento como cuerpo colegiado, lo que resulta en un grave detrimento en el bienestar de la comunidad, máxime que al entrar en el ejercicio se parte de un presupuesto anual que ya se ha ejercido en un treinta por ciento, lo que impide una distribución de gasto operativo, obras y servicios a lo largo de ocho meses, hasta en tanto se aprueba el presupuesto de ingresos y egresos para el siguiente año, lo que implica un parálisis en la ejecución de las obras públicas que se retomarían o se iniciarán hasta el año siguiente a aquél en que se toma posesión, contando con veinticuatro meses para su ejecución, tiempo que en mucho de los casos no es suficiente para culminarlas, o bien, la premura en su ejecución repercute en la calidad y durabilidad de las mismas.

En materia de planeación, el diagnóstico del estado que guarda la administración se realiza normalmente en los primeros ocho meses de gestión, lo que implica un retraso en la ejecución de los planes y programas que como premisas fueron ofrecidos a la comunidad durante las campañas de proselitismo, lo que se refleja en un desánimo de la ciudadanía al tener que esperar todavía ocho meses con la inercia de una administraron anterior y un presupuesto que no se le permite en muchas ocasiones iniciar su programa de gobierno, el cual es aprobado durante losa tres meses de ejercicio, pero en realidad se ejecuta a partir del inicio del siguiente al calendario al de su instalación.

En materia de ingresos por concepto de programas federales, el Municipio se encuentra en franca desventaja al encontrar un posible desfase en las fechas para su acceso, o bien, se tiene que esperar a una eventual prórroga o al año siguiente de la instalación de la nueva administración, para obtener los beneficios correspondientes.

En materia de procesos electorales, el ampliar el periodo constitucional de ejercicio de los Ayuntamientos del Estado, eliminaría al menos una contienda electoral, enfocándose entonces a la renovación de la representación del Estado ante el Senado y de los quintanarroenses ante la Cámara de Diputados el Congreso de la Unión, lo que impactaría en una mayor presencia del Estado en el acontecer del País, además de que las contribuciones que al efecto se destinan al financiamiento de los partidos políticos se redistribuirán en programas que redunden en obras y servicios públicos de impacto social, que tiendan a abatir el rezago existente en ese rubro.

En la Cuadragésima Cuarta Sesión Ordinaria de Cabildo del Honorable Ayuntamiento del Municipio de Othón P. Blanco con fecha 20 de Diciembre del 2006, fue aprobada por mayoría la Iniciativa, con proyecto de Decreto que reforma el Artículo 133 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Quintana Roo, tal y como obra del acta certificada que al efecto se anexa.

Que en virtud de las Consideraciones antes vertidas se tiene a bien someter a la consideración de los miembros de la Honorable XI Legislatura del Estado de Quintana Roo, la siguiente

I N I C I A T I V A

CAPÍTULO II

DEL GOBIERNO MUNICIPAL.

Artículo 133.- Cada Municipio será gobernado por un Ayuntamiento de elección popular directa, que se renovará cada cuatro años y residirá en la Cabecera Municipal. La compendia que esta Constitución otorga al Gobierno Municipal se ejercerá por el Ayuntamiento de manera exclusiva y no habrá autoridad intermedia alguna entre éste y el Gobierno del Estado.

Los Ayuntamientos deberán tomar posesión el día 10 del mes de abril del año de la elección, mediante ceremonia pública y solemne.

ARTÍCULOS TRANSITORIOS

PRIMERO.- La presente reforma entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado.

SEGUNDO.- La reforma al Artículo 133 se verificará al instalarse los Ayuntamientos del Estado de Quintana Roo para el periodo constitucional 2008.

TERCERO.- Se derogan todas las disposiciones que se opongan a la presente reforma, debiéndose adaptar la actual legislación estatal y reglamentos municipales conforme a lo previsto en el presente Decreto.

Por lo expuesto a la Honorable XI Legislatura, se solicita:

ÚNICO.- Tener por presentada esta iniciativa, sirviéndose acordar el trámite conducente y, en su oportunidad, decretar su aprobación.

A T E N T A M E N T E

CHETUMAL, QUINTANA ROO, A 20 DE DICIEMBRE DEL 2006.

 

LIC. CORA AMALIA CASTILLA MADRID

PRESIDENTA MUNICIPAL DEL H. AYUNTAMIENTO

DEL MUNICIPIO DE OTHÓN P. BLANCO.

 

DADO EN LA SALA DE CABILDOS DEL HONORABLE AYUNTAMIENTO DEL MUNICIPIO DE OTHÓN P. BLANCO, EN LA CIUDAD DE CHETUMAL, QUINTANA ROO, A LOS 20 DÍAS DEL MES DE DICIEMBRE DEL AÑO DOS MIL SEIS, FIRMANDO AL CALCE Y AL MARGEN LOS INTEGRANTES DEL H. AYUNTAMIENTO QUE INTERVINIERON EN LA SESIÓN DE CABILDO PARA MANIFESTAR SU APROBACIÓN:

EL HONORABLE AYUNTAMIENTO DEL MUNICIPIO DE OTHÓN P. BLANCO

PRESIDENTA MUNICIPAL DEL H. AYUNTAMIENTO

DEL MUNICIPIO DE OTHÓN P. BLANCO.

 

LIC. CORA AMALIA CASTILLA MADRID

C. MIGUEL ADÁN MARTÍNEZ CABRERA

SÍNDICO MUNICIPAL

 C. VIRGINIA GONZÁLEZ LÓPEZ

 PRIMERA REGIDORA

C. JUAN ALBERTO BUENFIL MAGAÑA

SEGUNDO REGIDOR

 C. RENÁN ENRIQUE PÉREZ Y PÉREZ

 TERCER REGIDOR

C. OCTAVIO RÁNGEL ARECHIGA

CUARTO REGIDOR

 C. MARITZA ARACELLY MEDINA DÍAZ

 QUINTA REGIDORA

C. EDUARDO MANUEL IC SANDY

SEXTO REGIDOR

C. JOSÉ TOMÁS MEDINA CHÁN

SÉPTIMO REGIDOR

C. ROSENDO BARUCH CÓRDOBA

OCTAVO REGIDOR

C. RUBÉN ANTONIO PELAYO KÚC

NOVENO REGIDOR

C. JUAN A. LÓPEZ PROTONOTARIO

DÉCIMO PRIMER REGIDOR

 C. HASSAN MEDINA RODRÍGUEZ

DÉCIMO SEGUNDO REGIDOR

C. ÁNGEL MARTÍN HERNÁNDEZ MARÍN

DÉCIMO TERCER REGIDOR

 C. OTONIEL SEGOVIA MARTÍNEZ

 DÉCIMO CUARTO REGIDOR

C. JOSÉ DOLORES LARA LlCEAS

DÉCIMO QUINTO REGIDOR

SECRETARIO GENERAL DEL H. AYUNTAMIENTO

DE OTHÓN P. BLANCO

LlC. ÁNGEL EZEQUIEL RIVERO PALOMO.