XI Legislatura del Estado de Quintana Roo

Iniciativa 

Segundo Período Ordinario  del 2do. Año

Fecha de Inicio;  16  de Noviembre  de 2006

 

 

INICIATIVA DE LEY DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS DEL ESTADO DE QUINTANA ROO

CC. DIPUTADOS DE LA XI LEGISLATURA

CONSTITUCIONAL DEL H. CONGRESO

DEL ESTADO DE QUINTANA ROO.

LICENCIADO FELlX ARTURO GONZALEZ CANTO Gobernador del Estado de Quintana Roo, en uso de las facultades que me confiere el Artículo 68 fracción I de la Constitución Política del Estado, me permito someter a consideración de esa Honorable X Legislatura, la iniciativa de Ley de Bebidas Alcohólicas para el Estado de Quintana Roo, con base en la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El antecedente de la regulación sobre la venta y/o consumo de bebidas alcohólicas en el Estado de Quintana Roo data de 1977, año en que entró en vigor el primer ordenamiento jurídico sobre la materia. Posteriormente en el año de 1991 entró en vigor la actual Ley para el Control de Venta y Consumo de Bebidas Alcohólicas.

Como se aprecia, la Ley que ha regido esta actividad tiene una antigüedad de más de quince años, y en su momento tuvo una eficaz aplicación, al regular aspectos fácticos que se sucedían en esa época con motivo del ejercicio de la actividad de venta y consumo de bebidas alcohólicas; sin embargo, actualmente los cambios sociales y prácticas comerciales han superado en muchos aspectos las hipótesis normativas en ella previstas, lo que obliga adecuar la regulación en esa materia.

Como consecuencia de lo anterior, el Gobierno del Estado ha hecho un estudio profundo sobre el tema, el cual derivó en este proyecto de Ley. Dentro del mismo se tomaron en cuenta las opiniones vertidas tanto por las autoridades fiscales involucradas en la aplicación y vigilancia de la norma vigente, como de los comerciantes y empresarios cuya actividad está involucrada con la venta, distribución y consumo de bebidas alcohólicas en el Estado. Así mismo, se llevó a cabo un análisis comparativo de las legislaciones sobre la materia, que actualmente se encuentran en vigor en cada una de las entidades federativas del país, con el objeto de tomar de cada una de ellas, los supuestos normativos que se adecuan a la realidad de nuestro estado y plasmarlos en la presente Ley.

Esta nueva Ley propone modificaciones sustanciales, empezando por cambiar el concepto de Patente por el de Licencia de Bebidas Alcohólicas que será otorgada al particular que reúna las características y cumpla con los requisitos que marca el propio ordenamiento, con lo cual se extingue la discrecionalidad que el Ejecutivo del Estado, tenía en el otorgamiento de la misma. No menos importante, es manifestar que en el ordenamiento legal se aclara que los Ayuntamientos sólo tendrán facultades respecto de los horarios de los establecimientos; es decir la aplicación y vigilancia de la Ley está a cargo del Estado.

Así mismo se contempló la autorización para la explotación de las Licencias por personas distintas de su titular, siempre y cuando la Secretaría de Hacienda autorice previamente la operación, con lo cual se reconoce y regulariza una práctica que se había observado desde hace varios años. Para agilizar el trámite de obtención de las Licencias, se eliminan los requisitos de obtención de la Constancia de Calidad Turística y verificación sanitaria, mismos que no tenían un

objetivo claro y que de cualquier manera, las autoridades que los expedían no ven restringidas sus facultades de verificación por esta nueva disposición. Así mismo se propone el otorgamiento de la licencia única, en el caso de que sea un solo propietario del predio donde existan varios giros o establecimientos.

Para estar acorde con las nuevas modalidades de venta, se reglamentan las actividades de distribución a través de la creación de los giros: Venta de Vinos y Licores en Envase Cerrado para distribución al Mayoreo, Venta de Cervezas en Envase Cerrado para distribución al Mayoreo y Venta de Vinos y Licores en Envase Cerrado.

También con el objeto de no entorpecer la actividad económica o la inversión realizada, se autoriza la expedición de Permisos Provisionales, para contribuyentes cuya solicitud de Licencia se encuentre en trámite de autorización y no contravenga a la ley.

Una de las situaciones de mayor solicitud de revisión entre la sociedad y empresarios del giro, es la reglamentación de las distancias entre los establecimientos, lo cual en consenso se determinó que la distancia mínima entre establecimientos del mismo giro sea de 150 metros radiales. Sin embargo se establecieron excepciones para los ubicados en Zonas Turísticas y se prohibió el establecimiento de negocios en colonias de nueva creación que todavía no tengan servicios básicos y en inmuebles destinados a casa habitación.

En materia de infracciones se establecieron como ya se ha mencionado, la venta ya sea al menudeo o mayoreo a establecimientos que no cuenten con la Licencia respectiva. También se introdujeron como conductas sancionables el vender o permitir el consumo de alcohol a través de otros medios que impliquen la venta fuera del establecimiento y la instalación en los establecimientos de compartimientos que no puedan ser susceptibles de revisión, y que dificulten las labores de inspección.

Teniendo como objetivo dar certidumbre jurídica a los particulares y respetando su derecho de audiencia, se estableció un procedimiento para la imposición de sanciones en el cual se da oportunidad al contribuyente de ofrecer las pruebas que a su derecho convengan, mismas que la autoridad deberá tomar en cuenta al imponerlas. Así mismo, para la imposición de sanciones pecuniarias (multas), se establecen los criterios que la autoridad deberá seguir para determinar su monto, pero previendo los montos máximos de éstas, evitando así la discrecionalidad al momento de imponerlas. Dentro de las sanciones también se estableció como tal la clausura

temporal, hasta por 45 días dependiendo de la gravedad de la infracción y la definitiva cuando medie la revocación de la Licencia.

Otra sanción que se previó por violaciones graves a la Ley o por reincidencia en la comisión de infracciones, es la revocación de las Licencias otorgadas, el cual podrá iniciar de oficio o a petición de parte; sin embargo al ser la sanción de mayor trascendencia para el particular, se contempló para su imposición un procedimiento que garantice el respeto al derecho de audiencia de los particulares, al ser obligación recibir las pruebas que se ofrezcan en su descargo y los alegatos que tuvieran.

Finalmente, conscientes de la necesidad de implementar un medio de impugnación adecuado en contra de las resoluciones que dicte la autoridad, se estableció el Recurso de Inconformidad en beneficio de los particulares, en el cual podrán combatir dichas resoluciones y ofrecer las pruebas que consideren, sujetando también a la autoridad a la obligación de emitir una resolución en un término de 30 días.

En mérito a lo antes expuesto y fundado, tengo a bien someter a su consideración, análisis y aprobación la siguiente Iniciativa de:

LEY DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS PARA EL ESTADO DE QUINTANA ROO

CAPÍTULO I

DISPOSICIONES GENERALES.

ARTÍCULO 1. Las disposiciones de la presente Ley son de orden público, interés social y de observancia obligatoria en el Estado de Quintana Roo y tiene por objeto regular la venta de bebidas alcohólicas.

ARTÍCULO 2. Para los efectos de esta Ley, se consideran bebidas alcohólicas aquellas que contengan alcohol etílico en una proporción de 2% y hasta 55% en volumen, referidos a la escala Gay Lussac. Cualquiera otra que contenga una proporción mayor no podrá comercializarse como bebida.

ARTÍCULO 3. Para los efectos de esta Ley, se entenderá por:

  1. El Ejecutivo: Al Gobernador del Estado de Quintana Roo.

  2. La Secretaría: A la Secretaría de Hacienda del Gobierno del Estado de Quintana Roo.

  3. Licencia de Bebidas Alcohólicas: Al documento otorgado por el Ejecutivo B través de la Secretaría; por el que se concede autorización, términos y condiciones para la venta de bebidas alcohólicas.

  4. S.M.G.: Salario Mínimo General Vigente en la Entidad.

ARTÍCULO 4. La interpretación, aplicación y vigilancia del cumplimiento de esta Ley, será competencia exclusiva del Ejecutivo, a través de la Secretaría.

Los Ayuntamientos únicamente tendrán competencia en lo que corresponda a uso de suelo y horarios, de conformidad con las disposiciones municipales y lo que señale esta Ley.

ARTÍCULO 5. Para llevar a cabo la actividad señalada en el Artículo 1 de esta Ley, las personas físicas o morales, deberán obtener previamente la Licencia de Bebidas Alcohólicas, Permiso Provisional o Especial en los términos que la misma establece.

Los derechos por el otorgamiento, modificación o transferencia de la Licencia de Bebidas Alcohólicas, y por el otorgamiento del Permiso Provisional o Especial a que se refiere esta Ley, se causarán con base a las tarifas establecidas en la Ley de Hacienda del Estado de Quintana Roo.

ARTÍCULO 6. A falta de disposición expresa en esta Ley, siempre que no contravenga la misma, serán aplicables supletoriamente las disposiciones del Código Fiscal del Estado y en su defecto las normas del derecho común.

ARTÍCULO 7. Son autoridades del Estado de Quintana Roo competentes para la aplicación y observancia de esta Ley:

  1. El Gobernador.

  2. El Secretario de Hacienda.

  3. El Procurador Fiscal.

  4. El Subsecretario de Ingresos.

  5. El Director General de Ingresos.

  6. El Director General de Licencias de Bebidas Alcohólicas.

  7. Los Recaudadores de Rentas

  8. Los Jefes del Departamento de Ejecución.

  9. Los Inspectores y Notificadores - Ejecutores.

ARTÍCULO 8. Son atribuciones del Ejecutivo por sí o a través de la Secretaría las siguientes:

  1. Vigilar el estricto cumplimiento de esta Ley, su Reglamento y demás disposiciones relacionadas con la materia.

  2. Emitir las circulares y disposiciones administrativas correspondientes, para asegurar el efectivo cumplimiento de los ordenamientos establecidos en esta Ley.

  3. Autorizar o negar la expedición y la transferencia de la Licencia de Bebidas Alcohólicas, así como revocarla cuando se presente alguna causa de las previstas en esta Ley, o exista alguna razón, probada y soportada, que sea de interés público o bienestar social.

  4. Autorizar o negar las modificaciones de a Licencia de Bebidas Alcohólicas, así como el refrendo de los derechos de la misma.

  5. Imponer las sanciones que correspondan a los infractores de Ios ordenamientos señalados en esta Ley.

  6. Autorizar o negar la expedición del Permiso Provisional o Especial que se establece en esta Ley.

  7. Solicitar el auxilio de la fuerza pública.

  8. Facilitar la información considerada no estratégica ni de seguridad a quien lo solicite de acuerdo con lo que establezca la Ley de Transparencia del Estado de Quintana Roo.

  9. Someter a Dictamen de la Comisión Estatal de Mejora Regulatoria cualquier adición, modificación o cancelación que se practique en el contenido de esta Ley, para salvaguardar lo establecido en la Ley Estatal de Mejora Regulatoria.

  10. Solicitar, para efectos de compulsa, al titular de una Licencia de Bebidas Alcohólicas de los giros especificados en las fracciones VIII y IX del artículo 16 de esta Ley, información de las personas a quienes haya vendido bebidas alcohólicas.

  11. Las demás que le correspondan conforme a esta Ley y su Reglamento.

ARTÍCULO 9. La Secretaría, podrá acordar la suspensión temporal para la venta de bebidas alcohólicas en las fechas siguientes: el primer domingo del mes de marzo cuando corresponda a la elección de Gobernador, Presidentes Municipales y Diputados a la Legislatura del Estado; el 5 de abril de cada seis años, cuando corresponda la transmisión del Poder Ejecutivo Estatal; el primer domingo del mes de julio, cuando corresponda la elección del Presidente de la República, Senadores y Diputados al Congreso de la Unión.

También podrá acordar la suspensión temporal para la venta de bebidas alcohólicas, durante ciertas horas o días, cuando se vayan a celebrar elecciones constitucionales extraordinarias ya sea de carácter municipal, estatal o federal, o por las razones de interés público que se le considere necesario.

En todos los casos se deberá dar aviso a través de los medios de comunicación, cuando menos con cuarenta y ocho horas de anticipación al inicio de la suspensión, especificando el día y la hora en que inicia y concluye la prohibición temporal.

CAPÍTULO II

DE LA LICENCIA Y PERMISOS DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS

SECCIÓN PRIMERA

GENERALIDADES

ARTÍCULO 10. La licencia de bebidas alcohólicas en lo general será personal e inembargable. Podrá ser transferible a un tercero cuando el titular de la licencia solicite por escrito este acto al Ejecutivo, y sea autorizado a través de la Secretaría mediante un documento de carácter oficial que será emitido cuando se hayan satisfecho los requisitos que se establecen en el Artículo 11, y a lo señalado en la fracción III del Artículo 8 de la presente Ley, así como lo que estipule el Reglamento de la misma, y toda vez que no exista adeudo o trámite pendiente relativo a las obligaciones emanadas de la licencia.

ARTÍCULO 11. La transferencia de la Licencia de Bebidas Alcohólicas a que se refiere el Artículo anterior podrá ser permanente o temporal.

Se entenderá por transferencia permanente cuando el titular de la licencia ceda la titularidad de la misma.

Se entenderá por transferencia temporal cuando el titular de la licencia otorgue en comodato el uso de la licencia sin perder, bajo ninguna circunstancia, la titularidad de la misma. En consecuencia, el comodatario no adquirirá ningún derecho, presente o futuro, sobre la titularidad de la licencia.

En ambos casos, la transferencia de la Licencia de Bebidas Alcohólicas se sujetará en lo general a los alcances establecidos en esta Ley, y en lo particular a lo siguiente:

  1. La transferencia permanente mediante la cesión de la titularidad de la Licencia de Bebidas Alcohólicas a los padres, cónyuge, hijos o hermanos del titular será viable toda vez que el cesionario haya cumplido con lo señalado en el Artículo 13 fracción I y en el Artículo 14 fracciones I, II incisos a), b), c), d), e), f) y h). Esta transferencia no tendrá costo para el cesionario.

Adicionalmente, la Secretaría aplicará lo establecido en el Artículo 25 en sus fracciones I, II, IV, V, VI y VII.

  1. La transferencia permanente mediante la cesión por sucesión de la titularidad de la Licencia de Bebidas Alcohólicas a los padres, cónyuge, hijos o hermanos del titular será viable toda vez que el sucesor haya cumplido con lo señalado en el Artículo 13 fracción I y en el Artículo 14 fracciones I, II incisos a), b), c), d), e), f) y h). Esta transferencia no tendrá costo para el cesionario.

Adicionalmente, la Secretaría aplicará lo establecido en el Artículo 25 en sus fracciones I, II, IV, V, VI y VII.

Para efectos de esta fracción el titular de la Licencia de Bebidas Alcohólicas deberá apegarse al procedimiento que se determine en el Reglamento de la presente Ley para nombrar sucesor.

  1. La transferencia permanente mediante la cesión de la titularidad de la Licencia de Bebidas Alcohólicas a persona distinta a los señalados en las fracciones anteriores, será viable toda vez que el cesionario haya cumplido con lo señalado en los Artículos 13 y 14 de la presente Ley. Respecto al inciso g) del Artículo 14, el cesionario deberá pagar, por única vez, un derecho equivalente al 15 por ciento del valor de la licencia de acuerdo a lo previsto en la materia en la Ley de Hacienda del Estado de Quintana Roo.

Adicionalmente, la Secretaría aplicará lo establecido en el artículo 25 en sus fracciones I, II, IV, V, VI y VII.

  1. La transferencia temporal mediante comodato para el uso de los derechos y obligaciones que dicha licencia otorga será viable toda vez que el comodatario presente copia con firmas originales del contrato de comodato respectivo, y haya Cumplido con lo señalado en los Artículos 13 y 14 de la presente Ley. Respecto al inciso g) del Artículo 14, el comodatario deberá pagar, por única vez, un derecho de acuerdo a lo previsto en la Ley de Hacienda del Estado de Quintana Roo. Dicho derecho, deberá pagarse cada vez que se celebre un nuevo comodato donde alguna de las partes sea distinta a las que intervinieron en el comodato anterior.

Adicionalmente, la Secretaría aplicará lo establecido en el artículo 25 en sus fracciones I, II, IV, V, VI y VII.

Para cualquier otro acto que implique la explotación de los derechos que otorga una Licencia de Bebidas Alcohólicas por persona distinta del titular de la misma, deberá invariablemente contar con autorización expresa de la Secretaría a través de un documento de carácter oficial.

Por consiguiente, cualquier negocio jurídico que tenga como fin lo dispuesto en este Artículo y en el Artículo 10 de la presente Ley, sin la autorización expresa de la Secretaría, estará afectado de nulidad absoluta.

ARTÍCULO 12. Los derechos y obligaciones conferidos por la Licencia de Bebidas Alcohólicas iniciarán a partir de la fecha de su otorgamiento.

SECCIÓN SEGUNDA

DEL OTORGAMIENTO Y MODIFICACIÓN DE LA LICENCIA DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS

ARTÍCULO 13. Los interesados en obtener la Licencia de Bebidas Alcohólicas deberán reunir las características siguientes:

  1. Cuando el solicitante sea persona física:

  1. Ser mexicano, mayor de edad, estar en pleno goce y ejercicio de sus derechos.

  2. En el caso de extranjeros, acreditar su legal estancia en el país, con el documento de calidad migratoria que al efecto expida la Secretaría de Gobernación, a través del cual se le autorice realizar actos de comercio.

  1. Tratándose de personas morales, estar legalmente constituidas conforme a las Leyes de los Estados Unidos Mexicanos y se encuentren debidamente inscritas en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio.

ARTÍCULO 14. Los interesados en obtener la Licencia de Bebidas Alcohólicas deberán cumplir con los requisitos siguientes:

  1. Estar inscrito en los Registros Federal y Estatal de Contribuyentes.

  2. Presentar solicitud por escrito dirigida al Ejecutivo, a la cual se deberá acompañar la siguiente documentación:

  1. Copia simple del acta de nacimiento del interesado, en el caso de personas físicas y en el caso de las morales copia simple del acta constitutiva, así como poder general para actos de administración de su representante legal, debidamente inscritos ante el Registro Público de la Propiedad y del Comercio.

  2. Copia de identificación oficial con fotografía del solicitante o del representante legal de la persona moral solicitante, según sea el caso.

  3. Copia simple del título de propiedad o contrato de arrendamiento del establecimiento, o en su caso, algún documento donde se acredita la legal posesión u ocupación del inmueble.

  4. Croquis de ubicación, que indique en forma clara y precisa el domicilio del establecimiento en el que se pretenda establecer el giro.

  5. Constancia de uso de suelo de vigencia indefinida expedida por la autoridad municipal competente, así como el giro y modalidad, en términos de lo señalado en la presente Ley, para el establecimiento que se pretenda instalar.

  6. Certificado de no antecedentes penales expedido por la autoridad competente del lugar o de los lugares en los que el solicitante haya radicado los últimos 5 años, y cuya antigüedad no sea mayor de tres meses a la fecha de la solicitud.

  7. En caso de autorización de la Licencia de Bebidas Alcohólicas, pagar los derechos que en la materia prevea la Ley de Hacienda del Estado de Quintana Roo.

  8. Y fotografías del exterior e interior del establecimiento.

ARTÍCULO 15. El titular de la Licencia de Bebidas Alcohólicas que requiera efectuar alguna modificación en la misma se sujetará a lo establecido en los Artículos 10,11,12,13,14 y 25 de esta Ley y su Reglamento según sea el caso, y solamente en lo que expresamente aplique y señale la fracción correspondiente.

De manera particular, en el caso de que el titular de una Licencia de Bebidas Alcohólicas decida cambiar el domicilio o razón social de la misma, deberá realizar previamente el trámite correspondiente, y cubrir un derecho a la Secretaría equivalente al 5 por ciento del costo de la licencia en el año de su vigencia, en caso de ser viable el cambio solicitado.

De igual forma, en el caso de pérdida o extravío del documento original de la Licencia de Bebidas Alcohólicas, el titular deberá reportarlo por escrito a la Secretaría, y solicitar al Ejecutivo su reposición de acuerdo a lo señalado en el reglamento de esta Ley, así como cubrir el pago de derechos establecidos para este caso en la Ley de Hacienda del Estado de Quintana Roo.

Los casos no considerados podrán ser autorizados por el Ejecutivo a través de la Secretaría por la vía de un documento de carácter oficial de acuerdo con lo establecido en esta Ley y en la Ley de Hacienda del Estado de Quintana Roo y sus Reglamentos respectivos.

ARTÍCULO 16. Los giros que se podrán autorizar en la licencia para la venta de bebidas alcohólicas, serán los siguientes:

  1. Venta de Cervezas en Envase Abierto Exclusivamente con Alimentos.

  2. Venta de Cervezas en Envase Abierto, Vinos y Licores en Envase Abierto o al copeo Exclusivamente con Alimentos.

  3. Venta de Cervezas en Envase Abierto, Vinos y Licores en Envase Abierto o al Copeo.

  4. Venta de Cervezas en Envase Abierto.

  5. Venta de Cervezas, Vinos y Licores en Envase Cerrado.

  6. Venta de Vinos y Licores en Envase Cerrado.

  7. Venta de Cervezas en Envase Cerrado.

  8. Venta, de Vinos y Licores en, Envase Cerrado para distribución al Mayoreo.

  9. Venta de Cervezas en Envase Cerrado para distribución al Mayoreo.

SECCIÓN TERCERA

DE LA LICENCIA ÚNICA

ARTÍCULO 17. Cuando una persona física o moral tenga dentro de un mismo predio varios establecimientos, iguales y/o diversos, para la venta de bebidas alcohólicas, cuya razón social sea la misma que ostenta la persona física o moral, podrá solicitar la expedición de una sola Licencia de Bebidas Alcohólicas.

Esta licencia única deberá especificar cada uno de los giros y establecimientos que cubre, los cuales estarán sujetos a los derechos y responsabilidades señalados en esta Ley y su Reglamento para cada uno de ellos en lo particular.

SECCIÓN CUARTA

DEL REFRENDO

ARTÍCULO 18. El refrendo es el acto administrativo que tiene por objeto prorrogar por un año los derechos y obligaciones conferidos por la vía de la Licencia de Bebidas Alcohólicas.

El titular de la licencia que decida seguir contando con dichos derechos y obligaciones, deberá solicitar el refrendo, a la Secretaría, durante los dos primeros meses de cada año. Para lo cual, deberá presentar la Licencia de Bebidas Alcohólicas en original a fin de acreditar no tener adeudo alguno por concepto de refrendos anteriores, así como realizar el pago por concepto del derecho que corresponda. Esta obligación no cesará aún cuando exista la suspensión de actividades debidamente formalizada por la Secretaría.

SECCIÓN QUINTA

DE LOS PERMISOS

ARTÍCULO 19. Permiso de Bebidas Alcohólicas, es el documento oficial otorgado por el Ejecutivo por conducto de la Secretaría, con carácter provisional o especial que autoriza la venta de bebidas alcohólicas en los giros previstos por esta Ley.

ARTÍCULO 20. El Permiso Provisional o Especial, a que se refiere el Artículo anterior estará sujeto a los derechos y obligaciones que señala la presente Ley y su Reglamento. Para efectos de esta Ley se deberá entender lo siguiente:

  1. Permiso Provisional: Es aquel que se otorga para la venta de bebidas alcohólicas al titular de una Licencia de Bebidas Alcohólicas, en atención a una solicitud relativa a una modificación de la misma, a efecto de que mientras se resuelve su petición, pueda gozar de los derechos y obligaciones que la modificación de la licencia de bebidas alcohólicas solicitada le otorgaría.

También es aquel que se otorga para la venta de bebidas alcohólicas al solicitante de una Licencia de Bebidas Alcohólicas, y cuando así lo considere la Secretaría, a efecto de que pueda gozar de los derechos y obligaciones que la misma le otorgaría, mientras se resuelve su solicitud.

En ambos casos, por ningún motivo se podrá considerar que el otorgamiento de dicho permiso obliga a la Secretaría a autorizar el trámite solicitado.

  1. Permiso Especial: Es aquel que se otorga para la venta de bebidas alcohólicas en los siguientes casos:

  1. Durante la realización eventual de alguna actividad pública como kermés, feria, cena baile, baile popular, entre otros, y en general cualquier evento público de carácter artístico, cultural, social o deportivo.

  2. Cuando el contribuyente enajene bebidas alcohólicas en envase cerrado con presentación de artesanía mexicana, denominado souvenir, cuyo contenido máximo sea hasta 150 mililitros. Para la obtención de este permiso únicamente se requerirá acreditar estar inscrito en el registro estatal de contribuyentes. Este permiso tendrá una vigencia de un año, y se deberá pagar el derecho que determine la Ley de Hacienda del Estado de Quintana Roo. Los permisionarios referidos en este inciso sólo estarán sujetos al mismo con relación a lo dispuesto en la presente Ley y su Reglamento.

ARTÍCULO 21. El Permiso Provisional tendrá una vigencia de sesenta días naturales, contados a partir de la fecha de su otorgamiento, y podrá ser renovado en una ocasión más por un periodo de treinta días.

El Permiso Especial señalado en el inciso a) del Artículo anterior en ningún caso tendrá una vigencia superior al tiempo de duración de la actividad pública que le dio origen.

Para el otorgamiento de los permisos a que se refiere el Artículo anterior, el solicitante deberá reunir las características y cumplir los requisitos que se establezcan en el Reglamento de esta Ley.

CAPITULO III

DE LOS ESTABLECIMIENTOS.

ARTÍCULO 22. Para los efectos de esta ley se entenderá por establecimiento el lugar donde se expenden bebidas alcohólicas, para lo cual deberán contar, previamente, con la Licencia de Bebidas Alcohólicas o Permiso correspondiente.

ARTÍCULO 23. Todo establecimiento deberá apegarse al giro que le fue autorizado en la Licencia de Bebidas Alcohólicas o Permiso, sin menoscabo del cumplimiento de las demás condiciones que señale la presente Ley, su Reglamento, otras leyes o autoridad correspondiente, como el uso del suelo y horarios.

En todos los establecimientos sujetos a la presente ley, se responsabiliza al titular de la Licencia de Bebidas Alcohólicas, administrador o responsable del mismo, a preservar en su interior el orden público, evitando actos que afecten la vida privada de la comunidad.

Para este efecto lo señalado en el Artículo 24 establece un clasificador que agrupa

establecimientos, y que será independiente del valor que se le asigne al costo de la Licencia de Bebidas Alcohólicas o Permiso, toda vez que éste se determinará de manera casuística en base a lo que establezca la Ley de Hacienda del Estado de Quintana Roo.

ARTÍCULO 24. Los establecimientos señalados de manera enunciativa y no limitativa, que podrán vender bebidas alcohólicas son los siguientes:

  1. Fábrica.- Lugar de elaboración y envase de bebidas alcohólicas.

  2. Microfábrica.- Lugar con o sin espacio abierto al público, cuyos fines son la elaboración envasado y comercialización directa y/o con fines promociónales y publicitarios preponderantemente, cuyos volúmenes no serán significativos en relación con lo señalado en la fracción anterior.

  3. Distribuidora, Agencia.- Lugar de recepción directa de fábrica de bebidas alcohólicas, para su venta y distribución de mayoreo en envase cerrado a negocios subsecuentes y a clientes comerciales, detallistas y particulares.

  4. Depósito.- Lugar de recepción directa de una Distribuidora o Agencia de bebidas alcohólicas, para su venta y distribución de mayoreo en envase cerrado a negocios subsecuentes y a clientes comerciales, detallistas y particulares.

  5. Subagencia, Expendio, Vinatería, Licorería.- Lugar donde se pueden vender bebidas alcohólicas en envase cerrado a clientes comerciales, detallistas o a particulares, en donde de manera complementaria se venden mercancías diversas.

  6. Tienda de Autoservicio, Supermercado, Tienda Departamental, Ultramarinos, Minisuper, Tienda de Conveniencia y Similares.- Lugar donde se pueden vender bebidas alcohólicas en envase cerrado a clientes comerciales o a particulares, en donde de manera relevante se venden mercancías diversas.

  7. Cabaret, Centro Nocturno, Centro de Espectáculos, Piano - Bar, Discoteca, Bar, Peña.- Lugar donde se pueden vender bebidas alcohólicas en envase abierto o al copeo, y se distinguen porque pueden presentar espectáculos y música en vivo, o por medios electrónicos.

  8. Cervecería, Cantina.- Lugar donde se pueden vender bebidas alcohólicas en envase abierto o al copeo.

  9. Billar, Boliche, Club Deportivo, Balneario, Café Cantante, Club Social.- Lugar donde se pueden vender bebidas alcohólicas en envase abierto o al copeo, y se distinguen porque se realizan actividades de esparcimiento como culturales, deportivas, acuáticas, sociales o de entretenimiento.

  10. Restaurante, Fonda, lonchería, Taquería, Coctelería.- Lugar donde se pueden vender bebidas alcohólicas en envase abierto o al copeo exclusivamente con alimentos.

  11. Restaurante - Bar.- Lugar donde se pueden vender bebidas alcohólicas en envase abierto o al copeo con o sin alimentos, para lo cual deberá tener un espacio anexo en donde se vendan bebidas alcohólicas sin alimentos.

  12. Hotel, o Servicios Similares de Hospedaje.- Lugar donde se pueden vender bebidas alcohólicas en envase abierto o al copeo a través de uno o varios establecimientos, en donde se podrá contar con servicio de servi - bares las habitaciones, en cuyo caso todos los servi - bares serán considerados como un solo establecimiento.

  13. Motel.- Lugar de hospedaje donde se pueden vender bebidas alcohólicas en envase abierto o al copeo únicamente a través de servicio a las habitaciones.

CAPÍTULO IV

DE LAS RESTRICCIONES

ARTÍCULO 25. No se otorgará la Licencia de Bebidas Alcohólicas en los siguientes casos:

  1. Cuando el solicitante haya sido condenado y la sentencia haya causado ejecutoria por alguno de los siguientes delitos: homicidio doloso, lesiones graves de carácter intencional, peculado, robo, fraude, contrabando, abuso de confianza, violación, corrupción de menores, o lenocinio.

  2. Cuando el solicitante haya sido sancionado por autoridad competente por ser o haber sido dueño o administrador de casas de juego prohibidos, de prostitución, o por la venta clandestina de bebidas alcohólicas.

  3. Cuando el solicitante haya tenido con anterioridad una Licencia de Bebidas Alcohólicas, y haya transferido sus derechos a terceras personas sin cumplir con lo dispuesto en la sección primera del capítulo segundo de la presente Ley.

  4. Cuando el solicitante pretenda domiciliar la Licencia de Bebidas Alcohólicas, para los giros previstos en las fracciones III, IV, V, VI, VII, VIII y IX del artículo 16 de esta Ley, en un inmueble que se encuentre ubicado dentro de un rango de 150 metros radiales de otro del mismo giro, dependiendo de la zona de que se trate, de conformidad con lo establecido en el Reglamento de la presente Ley. Para este efecto, se entenderá como distancia base la comprendida entre los puntos más cercanos de los inmuebles señalados.

  5. Cuando el solicitante pretenda domiciliar la Licencia de Bebidas Alcohólicas, para los giros previstos en las fracciones III, IV, V, VI, VII, VIII y IX del Artículo 16 de esta Ley, en un inmueble ubicado a menos de 150 metros radiales de planteles educativos, parques públicos, templos religiosos, hospitales, cuarteles, cárceles, reformatorios, centros deportivos, fábricas y edificios públicos o de asistencia social. Para este efecto, se entenderá como distancia base la comprendida entre los puntos más cercanos de los inmuebles señalados.

  6. Cuando el solicitante pretenda domiciliar la Licencia de Bebidas Alcohólicas en unidades habitacionales, y colonias de nueva creación que no cuenten con los servicios primarios de electricidad y agua potable.

  7. En casa habitación, debiéndose entender por esto al inmueble, cuarto, departamento, aposento, edificio o lugar construido que esté habitado por una o más personas como vivienda.

ARTÍCULO 26. Para efectos de lo señalado en los artículos 25 fracción VI de esta ley, la secretaria no admitirá recurso alguno.

ARTÍCULO 27. No aplicará lo señalado en las fracciones IV, V y VI del Artículo 25 de la presente Ley, cuando el solicitante pretenda domiciliar la Licencia de Bebidas Alcohólicas en zonas turísticas.

CAPÍTULO V

DE LAS OBLIGACIONES DEL TITULAR DE LA LICENCIA DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS

ARTÍCULO 28. Son obligaciones del titular de la Licencia de Bebidas Alcohólicas las siguientes:

  1. Solicitar el refrendo de los derechos de su Licencia de Bebidas Alcohólicas dentro de los dos primeros meses de cada año de conformidad al Artículo 18 de esta Ley.

  2. Tener en un lugar visible del establecimiento, el documento original vigente de la Licencia de Bebidas Alcohólicas o copia de la Licencia certificada por la Secretaría. Esta certificación tendrá vigencia hasta el siguiente período en que se deberá refrendar los derechos de la misma.

De igual manera deberá tener en un lugar visible el documento original autorizado de la Secretaría respecto al contrato de comodato, o en su defecto una copia certificada por la Secretaría. Esta certificación tendrá vigencia de acuerdo a lo señalado en la fracción IV del Artículo 11 de la presente Ley.

  1. Permitir a los notificadores y/o inspectores designados por las autoridades fiscales competentes el acceso al lugar, así como mantener a su disposición los documentos que le soliciten relacionados con el motivo de la visita. También deberán permitir la verificación de las mercancías que se encuentran en el establecimiento, relacionadas con la venta de bebidas alcohólicas.

  2. Hacer del conocimiento a la autoridad competente cuando detecte alguna persona que use o posea dentro del establecimiento, estupefacientes o cualquier otra droga enervante, armas de fuego o punzo cortante.

  3. No vender, bajo ninguna circunstancia, bebidas alcohólicas a menores de 18 años.

CAPÍTULO VI

DE LA INSPECCIÓN

ARTÍCULO 29. Las autoridades competentes de aplicar y vigilar el cumplimiento de la presente Ley, a fin de comprobar que las personas físicas o morales, los responsables solidarios o los terceros con ellos relacionados han cumplido con lo dispuesto en esta Ley, estarán facultadas en todo momento para ordenar visitas de inspección a los establecimientos donde se vendan bebidas alcohólicas, y revisar sus mercancías que se encuentren en el interior de los mismos, relacionados con el objeto de la presente Ley. En dicha orden de visita se deberá especificar lo siguiente:

  1. El nombre del visitado, excepto cuando se ignore el nombre del mismo. En este caso, bastará con asentar los datos que permitan su ubicación. La identificación del visitado se obtendrá al momento de efectuarse la visita de inspección, por el personal actuante en dicha actuación.

  2. El nombre de la persona o personas que deban efectuar la visita, las cuales podrán ser sustituidas, aumentadas o reducidas en su número, en cualquier Hempg por la autoridad competente. La sustitución o aumento de las personas que deban efectuar la visita, se notificará al visitado.

Las personas designadas para efectuar la visita, la podrán hacer conjunta o separadamente.

ARTÍCULO 30. El procedimiento de inspección se desarrollará conforme a lo siguiente:

  1. Se llevará a cabo en el establecimiento en donde se vendan bebidas alcohólicas.

  2. Al presentarse los inspectores al lugar en donde deba practicarse la diligencia, entregarán la orden de inspección al titular de la Licencia de Bebidas Alcohólicas, administrador, responsable o a quien se encuentre al frente del establecimiento, indistintamente, y con dicha persona se entenderá la visita de inspección. Así mismo, la requerirán en el acto para que si así lo considera designe a dos testigos, quienes firmarán el acta que al efecto se levante. En caso de que no se designen testigos, se hará constar esta circunstancia en el acta respectiva, sin que esto afecte su validez.

  3. Los inspectores deberán identificarse ante la persona con quien se entienda la diligencia. Así mismo procederá a levantarse el acta en la que se hará constar en forma circunstanciada los hechos u omisiones conocidos por éstos, así como de todas las irregularidades detectadas durante la inspección y se incluirán las observaciones o aclaraciones que al respecto quisiera formular la persona con quien se entienda la diligencia.

  4. Si al cierre del acta de inspección el visitado o la persona con quien se atienda la diligencia o los testigos si los hubiera, se negaran a firmar el acta, o el interesado se negara a aceptar copia de la misma, dicha circunstancia se asentará en la propia acta, sin que esto afecte su validez y el valor probatorio, dándose por concluida la visita de inspección.

  5. Los inspectores en todo momento tendrán la facultad de solicitar el auxilio de la fuerza pública para efecto de que éstas vigilen que el desarrollo de la visita se lleve a cabo de forma pacífica y sin interrupciones, de tal manera que se garantice la integridad física tanto de los inspectores, como de las personas que en ese momento se encuentren en el interior del establecimiento visitado, y por consiguiente se pueda concluir cabalmente el procedimiento de inspección.

Si del resultado de las inspecciones realizadas se desprende la comisión de hechos delictivos que se persigan de oficio, deberá hacerse del conocimiento de la autoridad competente.

CAPÍTULO VII

DE LAS INFRACCIONES E IMPOSICIÓN DE SANCIONES

SECCIÓN PRIMERA

DE LAS INFRACCIONES

ARTÍCULO 31. Se consideran infracciones a las disposiciones establecidas en esta Ley, las siguientes:

  1. La venta de bebidas alcohólicas sin la Licencia de Bebidas Alcohólicas o el Permiso correspondiente.

  2. Transferir la Licencia de Bebidas Alcohólicas en contravención a lo dispuesto en los Artículos 10 y 11 de esta Ley.

  3. La venta al mayoreo de bebidas alcohólicas para su comercialización a personas físicas y/o morales, que no cuenten con la Licencia de Bebidas Alcohólicas o Permiso correspondiente, hecha por el titular de una Licencia de Bebidas Alcohólicas cuyo giro autorizado sea de lo especificado en las fracciones VIII y IX del Artículo 16 de esta Ley.

  4. Vender bebidas alcohólicas en establecimientos no autorizados por esta Ley u otras que lo prohíban expresamente.

  5. Cuando la venta de bebidas alcohólicas a particulares se realice vía telefónica y se otorgue el servicio de entrega a domicilio, entregando dichas bebidas alcohólicas a menores de edad.

  6. Vender bebidas alcohólicas a menores de 18 años de edad.

  7. Vender bebidas alcohólicas los días y horas en que exista prohibición expresa por la autoridad competente.

  8. No respetar los términos contenidos en la Licencia de Bebidas Alcohólicas o Permiso correspondiente, respecto al giro y/o establecimiento para los cuales fueron autorizados.

  9. Negarse a mostrar al personal autorizado la Licencia de Bebidas Alcohólicas, el Permiso o la autorización de comodato correspondiente, cuantas veces le sea requerida, así como obstaculizar y/o impedir o pretender obstaculizar y/o impedir que se lleve a cabo el procedimiento de inspección ordenado por la autoridad competente.

  10. Operar en un domicilio distinto al autorizado en la Licencia de Bebidas Alcohólicas o Permiso correspondiente.

  11. En el caso de las visitas de inspección, no proporcionar información relacionada con la venta de bebidas alcohólicas o suministrarla de manera falsa a las autoridades competentes.

  12. Impedir el acceso al local o establecimiento a los notificadores y/o inspectores designados legalmente para ello por las autoridades.

  13. Instalar compartimientos o reservados que sean susceptibles de ser cerrados con cualquier tipo de puerta, que obstruya la vista o que impida la libre comunicación en el interior del establecimiento.

  14. Operar el establecimiento después de haber sido notificada la revocación de la Licencia de Bebidas Alcohólicas o cancelación del Permiso respectivo.

  15. Inducir a conductas, prácticas o hábitos nocivos para la salud física o mental o que atenten contra la seguridad o integridad física o dignidad de las personas a través de los establecimientos.

  16. Retirar o destruir los sellos de clausura puestos por la autoridad.

  17. No refrendar los derechos que otorga la Licencia de Bebidas Alcohólicas en los plazos, términos y condiciones previstos en esta Ley y su Reglamento.

  18. La comisión de actos por el titular de la Licencia de Bebidas Alcohólicas, sus empleados o por el que legalmente la explote dentro de los establecimientos que alteren el orden público, la moral o las buenas costumbres, o cuando siendo atribuible a terceros, se realicen aquellos con consentimiento del titular de la Licencia o del que legalmente la explote.

SECCIÓN SEGUNDA

DE LA IMPOSICIÓN DE LAS SANCIONES

ARTÍCULO 32. Las sanciones por violaciones a la presente Ley, se aplicarán y se harán efectivas a través de la Secretaría.

ARTÍCULO 33. La observancia y cumplimiento de las disposiciones de la presente Ley, corresponderán al titular de la Licencia o Permiso, o en su caso a quién legalmente la explote.

ARTÍCULO 34. Para la imposición de las sanciones previstas por esta Ley a excepción de la Revocación de la Licencia de Bebidas Alcohólicas, se deducirá el procedimiento que se establece en el Reglamento de esta ley, de acuerdo a lo siguiente:

  1. El inspector que haya realizado la visita de inspección, a más tardar el día hábil siguiente de haberla efectuado, dará cuenta de la documentación utilizada a la autoridad que lo haya designado.

  2. Recibido el original y copias del acta de inspección, se procederá a notificar al propietario del establecimiento o titular de la Licencia de Bebidas Alcohólicas que dispone de seis días hábiles, contados a partir del día siguiente en que se reciba la notificación, para oponerse por escrito a los hechos u omisiones contenidos en el acta de inspección levantada, apercibiéndole para que en caso de no hacerlo, se le tendrá por consentidos dichos hechos u omisiones.

  3. En el escrito de oposición a que se refiere la fracción anterior se deberá expresar las razones o motivos de su inconformidad, así como las pruebas que a su derecho convengan y los alegatos que se consideren. Al ofrecer las pruebas se deberá especificar con claridad el objeto de cada una, debiendo la autoridad desechar las que no cumplan con este requisito.

  4. Las pruebas se desahogarán durante los tres días hábiles siguientes, contados a partir de su admisión. Si por la naturaleza de las mismas se considera insuficiente el plazo de tres días para su desahogo, podrá ampliarse hasta por tres días más. Son medios de prueba todos aquellos permitidos por la Ley, a excepción de la prueba confesional.

  5. Desahogadas las pruebas, se dictará resolución dentro de un plazo que no excederá de diez días hábiles, la cual determinará en su caso la sanción que corresponda.

ARTÍCULO 35. La autoridad al momento de imponer una sanción deberá fundar y motivar su resolución y también tomar en cuenta, la gravedad de la infracción, las condiciones económicas y sociales del infractor, la reincidencia y la conveniencia de destruir prácticas establecidas con el fin de evitar la violación de esta Ley. Para efecto de determinarla gravedad de una infracción la autoridad deberé tomar en cuenta los siguientes agravantes:

  1. Que el infractor sea reincidente.

  2. Que se haga uso de documentos falsos o que declare con falsedad.

  3. Que la comisión de las infracciones sea en forma continuada.

ARTÍCULO 36. Cuando se cometan las infracciones establecidas en las fracciones I, IV, VIII, X y XIV, del Artículo 31 de esta Ley, y proceda la clausura del establecimiento, se podrá ordenar el decomiso del producto en existencia, materia de esta Ley, independientemente de las sanciones que correspondan.

Los casos de reincidencia se sancionarán aplicando el doble de la multa que le corresponda al infractor, y en su caso, con clausura definitiva del establecimiento y la revocación de la Licencia de Bebidas Alcohólicas.

ARTÍCULO 37. La imposición de las sanciones establecidas en esta Ley, es sin perjuicio de la responsabilidad civil o penal en que puedan incurrir los infractores. Los comete el titular de la Licencia de Bebidas Alcohólicas o Permiso por hecho propio o ajeno. Entendiéndose en este último caso, cuando las infracciones las cometen sus trabajadores, representantes, o cualquier otra persona que esté bajo su cuidado, dirección, dependencia o responsabilidad.

ARTÍCULO 38. Cuando la infracción pudiera dar lugar a la revocación de la Licencia de Bebidas Alcohólicas, se hará conforme a lo dispuesto por la Sección II del Capítulo IX de esta Ley.

ARTÍCULO 39. Cuando se haya sancionado con multas a un infractor y éste gozaba de los derechos y obligaciones de una Licencia de Bebidas Alcohólicas de la cual no es titular, será responsable solidario del pago de las multas el titular de la misma.

SECCIÓN TERCERA

DE LAS MULTAS

ARTÍCULO 40. Se aplicarán las sanciones por violaciones a la presente Ley conforme a lo siguiente:

  1. Multa de cuatro mil uno hasta de cinco mil días de S.M.G., al que cometa las infracciones señaladas en el Artículo 31 Fracciones I, II, IV y X de esta Ley.

  2. Multa de tres mil uno hasta cuatro mil días de S.M.G., al que cometa las infracciones señaladas en el Artículo 31 Fracciones V, VI, VII, VIII, XIV y XVII de esta Ley.

  3. Multa de dos mil uno hasta tres mil días de S.M.G., al que cometa las infracciones señaladas en el Artículo 31 Fracciones IX, XI, XVI y XVIII de esta Ley.

  4. Multa de mil uno hasta dos mil días de S.M.G., al que cometa las infracciones señaladas en el Artículo 31 Fracción XII de esta Ley.

  5. Multa de quinientos uno hasta mil días de S.M.G., al que cometa las infracciones señaladas en el Artículo 31 Fracción XV de esta Ley.

  6. Multa de quince hasta quinientos días de S.M.G., al que cometa las infracciones señaladas en el Artículo 31 Fracciones III y XIII de esta Ley.

Las multas establecidas en las fracciones anteriores, se impondrán sin perjuicio de las demás sanciones que esta Ley disponga.

SECCIÓN CUARTA

DE LA CLAUSURA

ARTÍCULO 41. Se establece la clausura como una sanción tendiente a suspender o cancelar el funcionamiento de un establecimiento, que contravenga las disposiciones de la presente Ley.

ARTÍCULO 42. La clausura será temporal o definitiva y se impondrá en los siguientes casos:

  1. Hasta por treinta días cuando se hayan cometido alguna de las infracciones previstas en las Fracciones I, IV, V, IX, XIII, XIV, XV, XVII y XVIII del Artículo 31 de esta Ley.

  2. Hasta por 45 días por reincidir en segunda ocasión a las infracciones señaladas en la presente Ley.

  3. De forma definitiva cuando se haya ordenado la revocación de la Licencia de Bebidas Alcohólicas en los términos de esta Ley.

Lo anterior se realizará independientemente de la aplicación de las sanciones que correspondan por las infracciones en que se haya incurrido.

ARTÍCULO 43. La clausura deberá sujetarse a lo siguiente:

  1. Solamente podrá realizarse por orden escrita debidamente fundada y motivada expedida por la autoridad competente, salvo lo previsto por el Artículo siguiente.

  2. Si la clausura afecta a un establecimiento que además se dedique a fines comerciales distintos de la venta de bebidas alcohólicas, se ejecutará en tal forma que se suspenda únicamente el funcionamiento de venta de bebidas alcohólicas.

  3. En los casos en que no se pueda llevar a cabo la clausura por ser materialmente imposible, dado la distribución física de los accesos del establecimiento, o por que implicaría el libre acceso a una casa habitación u otro motivo de fuerza mayor, se consignará el hecho en el acta circunstanciada que al efecto se levante y se procederá al decomiso del producto, cuando se cometan las infracciones señaladas en el articulo 36 de la presente Ley.

ARTÍCULO 44. La clausura se ejecutará simultáneamente con la notificación de la resolución que imponga esta sanción.

ARTÍCULO 45. Una vez notificada la clausura temporal o definitiva del establecimiento, los notificadores ejecutores y/o inspectores designados, procederán a colocar los sellos respectivos en los lugares de acceso.

ARTÍCULO 46. La clausura del establecimiento, sólo se podrá levantar previo pago de las sanciones impuestas o en los casos siguientes:

  1. Cuando el local sea destinado para casa habitación y reclamado por el propietario, siempre y cuando éste no haya sido el infractor.

  2. Cuando el propietario declare que el local se utilizará en la apertura de otra actividad comercial que no sea la venta o consumo de bebidas alcohólicas, siempre y cuando éste no haya sido el infractor.

  3. Cuando existiendo un contrato de arrendamiento del inmueble, éste se haya dado por terminado por efecto de la clausura y el levantamiento de los sellos que se reclame por el propietario para darle otro fin al inmueble.

ARTÍCULO 47. Cuando se dicte el acuerdo sobre el levantamiento de la clausura, éste se deberá ejecutar en el día siguiente de su emisión por los notificadores ejecutores y/o inspectores, que procederán a retirar los sellos y elaborar el acta respectiva.

ARTÍCULO 48. El levantamiento de la clausura definitiva, en términos del Artículo 47 de esta Ley, no implica la revalidación de la Licencia de Bebidas Alcohólicas que haya sido revocada.

ARTÍCULO 49. El rompimiento de sellos que efectúe cualquier persona, sin la autorización de la autoridad competente se hará constar por escrito y se dará vista al Ministerio Público para los efectos legales conducentes, sin perjuicio de la sanción prevista en esta Ley.

CAPÍTULO VIII

DEL CLANDESTINAJE

ARTÍCULO 50. Se entiende por clandestinaje la venta de bebidas alcohólicas sin contar con la Licencia de Bebidas Alcohólicas o Permiso correspondiente.

ARTÍCULO 51. Cuando en uso de sus facultades de inspección las autoridades encargadas de realizar actos de inspección y vigilancia considerados en esta Ley, detecten lo establecido en el Artículo anterior, y habiéndose agotado el procedimiento previsto en el Capítulo VI de esta Ley, independientemente de la clausura y multas que pudieran imponer, al emitir su resolución, se podrá ordenar en la misma, el decomiso del producto en existencia.

ARTÍCULO 52. Los notificadores ejecutores ylo inspectores designados, al notificar de las sanciones correspondientes, simultáneamente procederán al decomiso del producto en existencia, si así se hubiera ordenado; acto que deberá ser consignado en forma circunstanciada en el acta correspondiente.

ARTÍCULO 53. Cuando el producto sea decomisado en términos de lo previsto en esta Ley, la autoridad procederá de inmediato a la destrucción del mismo, levantando acta circunstanciada del hecho en presencia de dos testigos.

CAPÍTULO IX

DE LA REVOCACIÓN DE LA LICENCIADE BEBIDAS ALCOHÓLICAS

SECCIÓN PRIMERA

CAUSALES DE REVOCACIÓN

ARTÍCULO 54. Son causas para la revocación de la Licencia de Bebidas Alcohólicas, las siguientes:

  1. No poner en servicio el giro para el que se expidió la Licencia de Bebidas Alcohólicas en un plazo de sesenta días naturales, contados a partir de la fecha de expedición de la misma, sin presentar el aviso de la suspensión a la Secretaría.

  2. Por explotarse por persona distinta al titular de los derechos que la misma ampara, sin la autorización correspondiente.

  3. Cuando medien motivos de interés publico, debidamente probados y soportados.

  4. Cuando se compruebe la inactividad del establecimiento o por dejar de funcionar el giro por más de dos meses, sin que se presente el aviso de suspensión ante la autoridad competente; en estos casos procederá la cancelación de oficio, mediante resolución administrativa que al efecto se emita.

  5. Cuando el establecimiento haya dejado de reunir cualquiera de los requisitos que establece la presente Ley o se incurra por parte del titular de la Licencia de Bebidas Alcohólicas, en faltas u omisiones graves, o las infracciones señaladas en esta Ley.

  6. Que se realicen actos constitutivos de delitos o que entrañen violación a las Leyes y reglamentos aplicables en el interior de los establecimientos a que se refiere la presente Ley, sin perjuicio de las sanciones de carácter penal o administrativo a que dieren lugar, si hay culpa o responsabilidad del titular de la Licencia de Bebidas Alcohólicas.

  7. En los casos de reincidencia por tercera ocasión a las infracciones a que se refiere el Artículo 31 de esta Ley.

  8. La omisión de pago del refrendo en términos de lo establecido en el Artículo 18 de esta Ley, después de haber transcurrido seis meses de la fecha en que éste se debió haber realizado.

  9. Cuando se hayan cometido alguna de las infracciones previstas en las Fracciones II, VIII, X y XVIII del Artículo 31 de esta Ley.

ARTÍCULO 55. La revocación de la Licencia de Bebidas Alcohólicas es razón suficiente para que se ordene la clausura definitiva e inmediata del establecimiento.

ARTÍCULO 56. El Ejecutivo por conducto de la Secretaría, tendrá en todo tiempo facultad y obligación de clausurar cualquiera de los establecimientos a que alude esta Ley, cuando exista alguna razón de interés público o lo requiera el orden y bienestar social o se violen normas que establecen dicha sanción.

SECCIÓN SEGUNDA

PROCEDIMIENTO DE REVOCACIÓN DE LA LICENCIA DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS

ARTÍCULO 57. El Ejecutivo por conducto de la Secretaría puede iniciar de oficio o a petición de la autoridad que intervenga en la vigilancia de esta Ley, el procedimiento de Revocación de la Licencia de Bebidas Alcohólicas.

Una vez tomado el acuerdo correspondiente, se notificará por escrito al Titular de la Licencia de Bebidas Alcohólicas, especificando las causas que fundan y motivan tal decisión, concediéndole un plazo de cinco días hábiles contados a partir de que surta efectos la notificación para que exponga lo que a sus intereses convenga y ofrezca las pruebas que estime pertinentes, las que deberán ser de tal naturaleza que puedan desahogarse en un plazo máximo de treinta días naturales.

ARTÍCULO 58. El Ejecutivo por conducto de la Secretaría al resolver sobre un procedimiento de revocación, apreciará el valor de las pruebas ofrecidas por el interesado y expondrá en sus resoluciones los razonamientos que funden y motiven su decisión.

ARTÍCULO 59. Transcurridos los términos a que se refiere el segundo párrafo del Artículo 57, el Ejecutivo por conducto de la Secretaría, dentro del término de treinta días naturales, dictará la resolución que corresponda, la que notificará de inmediato al titular de la Licencia de Bebidas Alcohólicas, con la consecuencia de que, si se declara la revocación de la Licencia de Bebidas Alcohólicas, de inmediato se procederá, según sea el caso, a la clausura del establecimiento, y/o a la suspensión de la venta de bebidas alcohólicas.

CAPÍTULO X

DEL RECURSO DE INCONFORMIDAD

SECCIÓN PRIMERA

DISPOSICIONES GENERALES

ARTÍCULO 60. Contra la resolución o actos dictados por las autoridades competentes de aplicar la presente Ley, se podrá interponer el Recurso de Inconformidad.

ARTÍCULO 61. El Recurso de Inconformidad procede únicamente contra:

  1. La resolución que revoque una Licencia de Bebidas Alcohólicas.

  2. La resolución que imponga una sanción por infracciones a esta Ley.

  3. La resolución que decrete la clausura del establecimiento.

  4. La resolución que decrete decomiso del producto objeto de esta Ley.

SECCIÓN SEGUNDA

DEL PROCEDIMIENTO PARA RESOLVER EL RECURSO

DE INCONFORMIDAD

ARTÍCULO 62. Cuando el titular de la Licencia de Bebidas Alcohólicas sea notificado de la resolución dictada por las autoridades competentes para aplicar la presente Ley, tendrá derecho a interponer dentro de los quince días hábiles siguientes, el recurso de inconformidad.

ARTÍCULO 63. En el escrito de interposición del recurso se deberán ofrecer las pruebas que se consideren, a excepción de la Prueba Confesional. Para la interposición del Recurso se seguirán las reglas del la Sección Segunda, Capítulo I, Título Quinto de los Procedimientos Administrativos del Código Fiscal del Estado de Quintana Roo, a excepción de las que sean incompatibles con las disposiciones de la presente Ley y su Reglamento.

ARTÍCULO 64. Una vez presentado el recurso de inconformidad, las autoridades señaladas deberán remitir copia del expediente al Secretario de Hacienda del Estado de Quintana Roo, para que éste resuelva y substancie el recurso, por conducto de la Procuraduría Fiscal del Estado de Quintana Roo, quien en un plazo no mayor de 30 días hábiles, procederá a emitir la resolución correspondiente misma que deberá de ser notificada en forma personal al recurrente.

ARTÍCULO 65. El recurrente podrá ofrecer en todo momento, posterior a la presentación de su recurso, pruebas supervenientes hasta antes de que fenezca el plazo de los treinta días a que se refiere el Artículo anterior.

ARTÍCULO 66. La resolución del presente recurso se sujetará conforme a lo establecido en la Sección Tercera, Capítulo I, Título Quinto de los Procedimientos Administrativos del Código Fiscal del Estado de Quintana Roo, a excepción de las que sean incompatibles con las disposiciones de la presente Ley y su reglamento.

TRANSITORIOS

PRIMERO. Se abroga la Ley para el Control de Venta y Consumo de Bebidas Alcohólicas del Estado de Quintana Roo, publicada en el Periódico Oficial del Estado de Quintana Roo, de fecha 15 de enero de mil novecientos noventa y uno; se dejan sin efectos todos los decretos, reglamentos, acuerdos y circulares que se opongan a la presente Ley.

SEGUNDO. En aquellas Leyes y reglamentos, en que se faculte o autorice a la Secretaría con relación a la aplicación de la Ley para el Control de Venta y Consumo de Bebidas Alcohólicas del Estado de Quintana Roo, se entenderán que las facultades subsisten a favor de la Secretaría con relación a la presente Ley.

TERCERO. Los procedimientos relativos a la expedición, revocación o modificación por cambios de patentes, así como a la imposición de sanciones derivados de infracciones, que a la entrada en vigor de la presente Ley se encuentren en trámite, continuarán substanciándose conforme a la Ley anterior hasta el dictado de la resolución correspondiente.

CUARTO. Las personas físicas o morales que requieran obtener Licencia de Bebidas Alcohólicas para dedicarse a actividades comerciales que impliquen la venta de bebidas alcohólicas en giros, que en la Ley anterior no se encontraban regulados, tendrán un plazo de noventa días a partir de la entrada en vigor de esta Ley, para solicitar dicha Licencia de Bebidas Alcohólicas o para suspender dichas actividades.

QUINTO. Los formatos que actualmente amparan la existencia de patentes para la venta de bebidas alcohólicas, deberán ser renovados a partir de la entrada en vigor de esta Ley, por los nuevos formatos de Licencia de Bebidas Alcohólicas, en los términos y condiciones, que mediante reglas de carácter general, la Secretaría establezca y publique en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado de Quintana Roo; reglas que deberán ser emitidas a más tardar en los noventa días siguientes a la entrada en vigor de la presente Ley.

SEXTO. Publíquese en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado de Quintana Roo, para los efectos legales correspondientes.

SÉPTIMO. Cuando en otras disposiciones se haga referencia a Patentes para la Venta de Bebidas Alcohólicas, se entenderá que se trata de la Licencia de Bebidas Alcohólicas que regula la presente Ley. .

OCTAVO. En un plazo no mayor de noventa días contados a partir de la entrada en vigor de la presente Ley, deberá expedirse su Reglamento.

NOVENA. La presente Ley, entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado de Quintana Roo.

DADO EN LA RESIDENCIA DEL PODER EJECUTIVO, EN LA CIUDAD DE CHETUMAL, CAPITAL DEL ESTADO DE QUINTANA ROO, A LOS VEINTITRÉS DÍAS DEL MES DE OCTUBRE DEL AÑO 2006.

GOBERNADOR DEL ESTADO

DE QUINTANA ROO

LIC. FÉLIX ARTURO GONZÁLEZ CANTO

LA SECRETARIA DE GOBIERNO

ROSARIO ORTIZ YELADAQUI

 EL SECRETARIO DE HACIENDA

LIC. FREDY EFRÉN MARRUFO MARTÍN