XI Legislatura del Estado de Quintana Roo

Iniciativa 

Primer Período Ordinario  del 2do. Año

Fecha de Inicio 4  de Mayo de 2006

 

HONORABLE XI LEGISLATURA

DEL ESTADO LIBRE Y SOBERANO

DE QUINTANA ROO.

P R E S E N T E .

 

FREYDA MARIBEL VILLEGAS CANCHE, En mi carácter de Diputada de este alto Órgano Colegiado, con fundamento en lo dispuesto por los Artículos 68 fracción II, 69, 75 fracción XXI, XLIII de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Quintana Roo, Artículo 28 fracción III, Artículos 32, fracción VIII, 106, 107, 112 y demás relativos de la Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado Libre y Soberano de Quintana Roo, me permito presentar a la consideración de esta Honorable Legislatura, INICIATIVA DE DECRETO POR LA QUE SE REFORMAN LOS ARTÍCULOS 191 Y 192 PÁRRAFO PRIMERO, TITULO CUARTO DE DELITOS CONTRA LA MORAL PUBLICA DE LA SECCIÓN TERCERA DEL CÓDIGO PENAL PARA EL ESTADO LIBRE Y SOBERANO DE QUINTANA ROO, Y EL ARTICULO 100 PÁRRAFO SEGUNDO, CAPITULO V, SECCIÓN CUARTA DEL CÓDIGO DE PROCEDIMIENTOS PENALES PARA EL ESTADO LIBRE Y SOBERANO DE QUINTANA ROO, a efecto de que se sustancie el trámite conducente para su aprobación al tenor siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El orden y la armonía son una ley eterna, y para su servicio existe en todo lo creado esa tendencia que, independientemente de los seres mismos que la soportan, los constriñe al orden y a la armonía con fuerza continua e irresistible.

El complemento de cada individuo no fue alcanzado en la creación de los cuerpos, mientras no fue establecido el orden de la agregación de sus elementos; y cada individuo no pudo decirse completo si en el mismo instante no se colaba, respecto a los demás, en la condición de relación a la cual lo destinaba la ley eterna.

La sociedad no es un principio, sino un instrumento, e instrumento indispensable de la ley eterna. La autoridad no es un principio, si no un instrumento e instrumento indispensable de la sociedad. El derecho de punir no es un principio, sino un instrumento, e instrumento indispensable de la autoridad. Cadena indisoluble de medios. Emanaciones todas del principio absoluto, y todas convergentes a la armonía universal.

Sociedad, autoridad, coacción, punición. Instrumentos absolutamente justos en su principio, y que son justos en la forma de su actuación, mientras conserven obediencia a la ley primitiva y convergencia al eterno fin al que están predestinadas.

De tal manera, el derecho de punir remonta a dos grandes principios: la justicia absoluta y la defensa de los derechos del hombre. Ello nos lleva a manifestar de manera acertada que la ciencia del derecho penal tiene, por tanto, su propia materia no en las leyes humanas, sino en los principios racionales según los cuales debe ser regulada la punición de los delitos.

Estos principios preexisten a la ciencia. Es de su dominio investigarlos, no imponerlos.

Es de mencionarse lo anterior en virtud de que en el Estado de Quintana Roo ha surgido actualmente la necesidad de imponer penas más severas en aquellos delitos que corrompen la sexualidad de los menores, así como los vicios y la mendicidad mediante conductas que si bien es cierto están claramente tipificadas en nuestra Código Penal vigente, no menos cierto las sanciones que se imponen a los agentes comisivos de los mismos son un tanto benévolas con el daño físico, moral y psicológico que logran causar.

Si se analiza detalladamente el precepto legal contenido en el Artículo 191 del Código Punitivo en la materia, se puede apreciar que se prevén de manera escueta distintas formas de corrupción de menores como: procurar o facilitar su depravación sexual mediante actos sexuales perversos o prematuros; la iniciación sexual de impúberes; la practica de la mendicidad; los hábitos viciosos; la ebriedad y el uso de estupefacientes. Sin embargo, resulta muy impreciso en conceptualizar el término corrupción en lo que a la interpretación de esta figura delictiva se refiere, por lo que conviene examinar su significación general, según el diccionario real de la Lengua Española por corromper se entiende "alterar o trastocar la forma de una cosa, echar a perder, depravar, dañar, podrir; sobornar o cosechar al juez o cualquier persona con dádivas o de otra manera; pervertir o seducir a una mujer; estragar, viciar y pervertir".

La acción de corrupción, cualesquiera que fuesen sus resultados posteriores, deben recaer en menores de edad sean éstos púberes o impúberes en sus respectivos casos. Sin embargo dicho código es omisivo en prever otros aspectos importantes en la figura de la corrupción de menores tales como cuando la practica de la conducta desplegada sea reiterada y como consecuencia de ello se adquieran vicios o la práctica de la prostitución, del homosexualismo o se forme parte de una asociación delictuosa, el delito puede ser calificado aumentándose gravemente la penalidad, sin perjuicio de las reglas de acumulación.

Otro aspecto relevante que abandona la descripción típica de este ilícito estiba en el hecho a que prevé como formas de comisión del mismo procurar o facilitar la corrupción de un menor de dieciséis años", cuando debe también estar incluida en esta descripción del tipo legal enunciado no solamente la procuración o facilitación sino incluso la OBLIGACIÓN, es decir, constreñir al menor en su ánimo, a cometer este tipo de conductas, ya que del análisis de los tres tipos de acción señaladas son de conceptos totalmente diferentes aunque convergen en los mismos fines que indica el precepto legal invocado.

Por otra parte la sanción prevista en el articulo 191 del Código Penal del Estado de Quintana Roo resulta benévolo como anteriormente se ha indicado para la dimensión y proporción de los daños que causa en el aspecto moral, físico, social y psicológico de los menores afectados, ya que de la lectura del citado numeral refiere como sanción al agente activo de dicho delito de seis meses a cinco años de prisión, de cincuenta a doscientos días multa y se le inhabilitará para ser tutor o curador.

En la actualidad el Estado de Quintana Roo esta pasando por una situación critica de seguridad social, y por lo tanto se deben reforzar los mecanismos legales para evitar los casos de impunidad, máxime que la cuestión de la moral pública desempeña un papel trascendental en la sociedad. Es por ello que resulta necesario que la descripción legal prevista en el Artículo 191 del Código Punitivo en la materia sea amplia, clara y objetiva y comprenda las diversas conductas que pueden encuadrar en este supuesto normativo.

No omito manifestar que otro elemento muy preponderante en esta iniciativa radica en la edad de los menores, tomado en consideración la última reforma al Artículo 18 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos del día 12 de Diciembre del año dos mil cinco, en el que se previó que la edad adulta era a partir de los dieciocho años, lo que ha ocasionado que la normatividad respectiva sea acorde con dicha reforma, por lo que el Código penal para el Estado Libre y Soberano de Quintana Roo no puede quedar al margen de dicha reforma, sobre todo si en el delito de corrupción de menores la norma tutela la protección de menores de dieciséis años, por lo que habría que considerar que un menor sería aquella persona que no tuviera cumplidos los dieciocho años, por lo que habría que considerar que un menos seria aquella persona que no tuviera cumplidos los dieciocho años de edad que señala nuestra Carta Magna, y ello conlleva a reformar los artículos 191 y 192 de nuestra legislación penal sustantiva estatal en lo que concierne a la misma, para incrementar en la tutela de la norma penal a un menor de dieciocho años de edad.

Son por tales motivos que la función legislativa no puede quedar marginada de la búsqueda de estos mecanismos legales para garantizar a los afectados que las personas que desplieguen este tipo de conductas serán acreedores a sanciones justas que de cierta manera eviten en lo futuro la reincidencia de este tipo de delitos.

En esta tesitura es menester de la Suscrita, en mi calidad de Representante Popular de la XI Legislatura del Estado de Quintana Roo someter a la H. consideración de este Cuerpo Colegiado una iniciativa de decreto por medio del cual se reforma el artículo 191 titulo cuarto de la sección tercera del código penal para el Estado Libre y Soberano de Quintana Roo, y se adicicionen los artículos 191 y 192 del código de referencia al articulo 100 párrafo segundo del código de procedimientos penales para el Estado Libre y Soberano de Quintana Roo, lo anterior para dar certidumbre jurídica en la interpretación del tipo legal de corrupción de menores, así como incrementar las sanciones que prevé el citado numeral de dos a seis años de prisión y adicionar dicho precepto legal en el artículo 100 párrafo segundo del Código Adjetivo en la materia para considerarlo como un delito grave, dado que las sanciones que prevé actualmente dicho artículo y el índice alto de criminalidad que se está dando en el Estado de Quintana Roo en lo que respecta a delitos cometidos contra menores de edad es de consideración y preocupante, es un motivo real que origina la necesidad de la reforma y adición que se proponen al respecto.

Actualmente el artículo 191 del titulo cuarto de la sección tercera del código penal para el Estado Libre y Soberano de Quintana Roo, textualmente prevé lo siguiente:

"TITULO CUARTO

Delitos contra la moral pública

CAPITULO I

Corrupción de menores

 

ART. 191 .- Al que procure o facilite la corrupción de un menor de dieciséis años mediante actos sexuales perversos o prematuros o lo induzca a la práctica de la mendicidad, ebriedad, toxicomanía o algún otro vicio, se le aplicará de seis meses a cinco años de prisión, de cincuenta a doscientos días de multa y se le inhabilitará para ser tutor o curador."

La reforma que se somete a la H. Consideración de esta H. Cuerpo Legislativo, quedaría de la siguiente manera:

"TITULO CUARTO

Delitos contra la moral pública

 

CAPITULO I

Corrupción de menores

ART. 191 .- Se aplicará prisión de dos a seis años de prisión, de cincuenta a doscientos días de multa y se le inhabilitará para ser tutor o curador al que obligue, facilite o procure la corrupción de un menor de dieciséis años o a quien no tenga la capacidad para comprender el significado del hecho.

Comete el delito de corrupción de menores el que obligue, procure o facilite su depravación sexual, a cualquiera de las personas citadas en el párrafo que inmediatamente antecede, si es púber, la iniciación de la vida sexual o la depravación de un impúber, o los induzca, incite, obligue o auxilie en la practica de la mendicidad, de hábitos viciosos, a la ebriedad, a realizar actos de exhibicionismo corporal, lascivos, o sexuales, a tener prácticas sexuales de cualquier índole de cualquier índole, a la prostitución, a la comisión de hechos delictivos o a formar parte de una asociación delictuosa.

Cuando los actos de corrupción se realicen reiteradamente sobre el mismo menor y debido a ello éste adquiere hábitos de alcoholismo, uso de sustancias tóxicas u otras que produzcan efectos similares, se dedique a la prostitución o las prácticas homosexuales, o forme parte de una asociación delictuosa se aumentará hasta una mitad mas las sanciones previstas en el presente artículo.

Si además de los delitos previstos en este capítulo resultase cometido otro, se aplicarán las reglas de acumulación."

El Articulo 192 párrafo primero del mismo ordenamiento legal invocado, prevee textual lo siguiente:

ART. 192 .- Al que emplee a un menor de dieciséis años de edad en los lugares por su naturaleza sean nocivos a su formación moral, se le impondrá prisión de 6 meses a tres años y, demás, la suspensión o clausura del establecimiento en caso de reincidencia.

La reforma que se somete a la H. Consideración de esta H. Cuerpo Legislativo, quedaría de la siguiente manera:

ART. 192 .- Al que emplee a un menor de dieciséis años de edad en lugares por su naturaleza sean nocivos a su formación moral, se le impondrá prisión de uno a cinco años y demás la suspensión o clausura del establecimiento en caso de reincidencia

Por otra parte, respecto a considerar como grave el delito de corrupción se menores, en esta iniciativa se propone adicionar el artículo 100 del Código Adjetivo en la materia, para ello incluir en su texto los numerales 191 y 192 párrafo primero del Código Penal para el Estado Libre y Soberano de Quintana Roo, toda vez que en la actualidad prevé textualmente lo siguiente:

"CAPITULO V

disposiciones comunes a la averiguación previa

y a la instrucción

 

SECCION CUARTA

Detención del acusado

 

ART. 100 .- Queda estrictamente prohibido aprehender a persona alguna sin orden de aprehensión librada por la autoridad judicial competente de conformidad con el articulo 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; hecha excepción en los términos del citado precepto de los casos de flagrante delito o casos urgentes respecto a la comisión de delitos graves.

Se considera como graves los delitos previstos en los artículos: 86 en relación al 14 respecto de la conducta dolosa, 88, 89, 94, 100 fracción III y ultimo párrafo en relación al 14 respecto de la conducta dolosa, 117, 124, 127, 28, 142, fracción segunda en relación al 145 fracciones I, V, VI, VII, y VII, 171, párrafo primero 172, 202, 203 y 204 del Código Penal del Estado.

El Ministerio Público podrá duplicar el plazo en 48 horas previsto en el citado artículo 16 Constitucional, en los casos de delincuencia organizada, que serán aquellos en los que tres o más personas se organizan bajo reglas de disciplina o jerarquía, para cometer de modo violento o reiterado o con fines predominantemente lucrativos, alguno de los delitos previstos en el artículo como graves."

La propuesta de esta iniciativa en lo que respecta a la parte procedimental, quedaría de la siguiente manera:

"CAPITULO V

disposiciones comunes a la averiguación previa

y a la instrucción

SECCION CUARTA

ART. 100 .- Queda estrictamente prohibido aprehender a persona alguna sin orden de aprehensión librada por la autoridad judicial competente de conformidad con el articulo 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; hecha excepción en los términos del citado precepto de los casos de flagrante delito o casos urgentes respecto a la comisión de delitos graves.

Se considera como graves los delitos previstos en los artículos: 86 en relación al 14 respecto de la conducta dolosa, 88, 89, 94, 100 fracción III y ultimo párrafo en relación al 14 respecto de la conducta dolosa, 117, 124, 127, 28, 142, fracción segunda en relación al 145 fracciones I, V, VI, VII, y VII, 171, párrafo primero 172, 191, 192, 202, 203 y 204 del Código Penal del Estado.

El Ministerio Público podrá duplicar el plazo en 48 horas previsto en el citado artículo 16 Constitucional, en los casos de delincuencia organizada, que serán aquellos en los que tres o más personas se organizan bajo reglas de disciplina o jerarquía, para cometer de modo violento o reiterado o con fines predominantemente lucrativos, alguno de los delitos previstos en el artículo como graves."

Por lo antes expuesto y fundado, a esta H. XI Legislatura, atentamente solicito:

ÚNICO.- Tener por presentada esta iniciativa de decreto, sirviéndose a acordar el trámite conducente para la aprobación de la misma.

ATENTAMENTE

SUFRAGIO EFECTIVO, NO REELECCIÓN

CHETUMAL, Q. ROO A 4 DE MAYO DE 2006

 

_________________________________________________

DIP. LIC. FREÍDA MARIBEL VILLEGAS CANCHE