XI Legislatura del Estado de Quintana Roo

Iniciativa 

Diputación Permanente  del 1° Año
Fecha de Inicio  20 de Julio de 2005

 

HONORABLE XI LEGISLATURA CONSTITUCIONAL

DEL ESTADO LIBRE Y SOBERANO DE QUINTANA ROO

DE QUINTANA ROO

P R E S E N T E.

DIP. EFRAÍN VILLANUEVA ARCOS, en mi carácter de Diputado integrante de la XI Legislatura Constitucional del Estado Libre y Soberano de Quintana Roo, en ejercicio de la facultad que me confiere la fracción II del Artículo 68 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Quintana Roo, me permito presentar a la consideración de  esta Honorable Legislatura, la Iniciativa de Ley de Instituciones Policiales del Estado de Quintana Roo, con base en la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La Iniciativa de "Ley de Instituciones Policiales del Estado de Quintana Roo", surge como una necesidad para dar vigencia en la entidad a lo dispuesto por el artículo 123 apartado "B", fracción XIII, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que previene que los miembros de las Instituciones de Policía se regirán por sus propias leyes.

Por "Institución" debe entenderse a los organismos responsables de la realización de funciones fundamentales del Estado; la seguridad publica es una de ellas y se encuentra prevista en los artículos 21, 115 fracciones III inciso h) y VI de la Constitución Federal, así como en los artículos 90 fracción X y 174 inciso g) de la Constitución del Estado; dichos preceptos encomiendan a las instituciones de policía la responsabilidad de realizar el servicio de seguridad publica cuya finalidad es preservar la paz social y el estado de derecho de los ciudadanos.

La iniciativa pretende llenar el vacío legislativo existente en lo que respecta a los derechos laborales de los integrantes de las instituciones de policía, el sistema de profesionalización policial a través del servicio de carrera, los principios rectores en la prestación del servicio y el sistema disciplinario; en la misma iniciativa se incorporan los distintos criterios jurisprudenciales emitidos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación relacionados con la policía y sus derechos así como las directrices emitidas por la Organización de las Naciones Unidas para los órganos encargados de vigilar el cumplimiento de la ley. De lo primeramente mencionado se ocupa el Titulo Primero denominado "Disposiciones Generales".

En el Titulo segundo se establece la integración de la institución de policía a través de corporaciones de policía y corporaciones de servicios; las primeras, integradas por quienes tienen bajo su responsabilidad la seguridad publica y que abarca, de conformidad con las disposiciones constitucionales señaladas las actividades dirigidas a:

  1. La prevención de delitos e infracciones;

  2. La investigación para la prevención de delitos e infracciones;

  3. La persecución de delitos e infracciones y su sanción;

  4. La reinserción social del delincuente y del menor infractor;

  5. La salvaguarda de los derechos de las personas, físicas o morales;

  6. La salvaguarda de la integridad física de las personas, contra todo acto o actividad ilegal que le amenace o atente su preservación o integridad;

  7. La preservación de las libertades, el orden y la paz, públicos, y;

  8. La custodia de los bienes pertenecientes al Estado, Municipios y personas físicas o morales en particular, contra todo acto o actividad ilegal que amenace o atente, su preservación, integridad o estatus legal.

Las corporaciones de servicios aun cuando no son responsables directos de la seguridad pública si contribuyen a lograr la paz y tranquilidad social; por ello en los artículos 9, 10 y 11 de la iniciativa se asienta:

"Artículo 9.- Las instituciones policiales están integradas por corporaciones de policía y corporaciones de servicio. Son corporaciones de policía: I.- Las Policías Estatales; dentro de estas se encuentran comprendidas, las corporaciones de Seguridad Pública, Judicial o ministerial, sus agrupamientos, cuerpos o corporaciones de servicio especializado, fuerzas interinstitucionales policiales, y demás que sean creadas conforme a la presente ley, todas las cuales estarán facultadas para operar, actuar y tener sedes, en cualquier parte del Estado. II.- Las Policías Municipales o preventivas, quienes operarán en todo el territorio de su correspondiente municipio. III.- Las corporaciones de tránsito o vialidad cuando ese servicio sea prestado por la policía de seguridad pública, preventiva o municipal. IV.- Las corporaciones que integren la planta docente, administrativa y de vigilancia y protección de los planteles educativos de policía."

"Artículo 10.- Son corporaciones de servicio, Estatales o Municipales, las siguientes:

  1. Las de bomberos;

  2. las de custodia en los centros penitenciarios ó cárceles públicas municipales y las de vigilancia en cualquier centro provisional de detención.

  3. las de custodia en los consejos tutelares para menores;

  4. las de información y seguimiento.

  5. Las de apoyo fiscal y administrativo.

  6. Las de transito y vialidad.

  7. las demás que prevean los ordenamientos legales."

"Artículo 11.- Las corporaciones de policía y servicio del Estado, prestaran auxilio y apoyo a las municipales en los términos que prevean los convenios de colaboración y apoyo interinstitucional que celebren. Las corporaciones de servicio son auxiliares de la seguridad publica."

En este mismo titulo se establecen como principios del actuar de las corporaciones, tal y como lo previene el articulo 21 constitucional, la legalidad, la eficiencia y el profesionalismo; en los capítulos 3º y 4º, se regula el uso de armas y equipo, dejando plenamente establecidas prohibiciones especificas, que tienen por finalidad evitar actitudes abusivas y violatorias de derechos humanos en contra de las personas; sobre este particular, es oportuno señalar que se integra al contenido de los numerales las directrices adoptadas en el Octavo Congreso de las naciones Unidas sobre prevención del delito y tratamiento del delincuente, celebrado en la Habana del 27 de agosto al 7 de septiembre de 1990.

En el Titulo Tercero se establecen las normas de actuación de los integrantes de las corporaciones de policía y servicios, y se establece también el sistema de mandos, grados jerárquicos y sus distintivos, que son elementos necesarios para dar solidez a la carrera policial, diferenciando los grados administrativos de los grados de carrera; los primeros corresponden a los mandos superiores y se reciben de manera automática con el discernimiento del cargo de Secretario, Subsecretario y Director; los segundos, son grados efectivos que corresponden a la carrera policial y rigen los mandos mayores, medios y subalternos; estos únicamente pueden perderse en los términos y condiciones de la ley.

El Titulo Cuarto se ocupa de manera específica de la carrera policial así como de los requisitos para el ingreso y permanencia en las corporaciones de policía y servicios. Se prevé también la profesionalización a través de programas de formación, actualización y especialización que deben desarrollar las propias corporaciones.

En el Titulo Quinto se establece el régimen disciplinario de los integrantes de las corporaciones de policía y servicios y se prevé la existencia de un órgano interno de justicia denominado "Consejo de Justicia Policial" que tiene por función dirimir cuestiones de disciplina y carrera policial; este consejo constituye una instancia de solución de asuntos que en la actualidad atienden los mandos supremos por costumbre. Este mismo titulo establece un sistema de infracciones y sanciones para los integrantes de las corporaciones de policía y servicios, así como los medios de defensa contra la aplicación de sanciones.

El Titulo Sexto establece el régimen laboral de los integrantes de las corporaciones haciendo énfasis en que su relación de trabajo con el Estado y Municipios es de carácter administrativo y no laboral, tal y como lo ha establecido la Suprema Corte de Justicia de la nación en jurisprudencia definida.

Finalmente, en el Titulo Séptimo se reconoce competencia a la Sala Constitucional y Administrativa, para conocer sobre la legalidad de las determinaciones del Consejo de Justicia.

La Iniciativa de Ley de Instituciones Policiales de ninguna manera sustituye o revoca la ley de seguridad pública porque ambos ordenamientos, si bien regulan conceptos distintos, se complementan entre si; ya que la Ley de Seguridad Pública se ocupa de delimitar las funciones de las corporaciones de policía exclusivamente, eludiendo a las corporaciones de servicios y estableciendo los limites de las responsabilidades de las policías estatales y municipales de seguridad pública y la forma en que se desarrolla el servicio de seguridad pública.

En mérito de todo lo expuesto y en la búsqueda del perfeccionamiento del marco normativo del Estado, con fundamento en la disposición legal invocada, me permito someter a la consideración de esta Honorable XI Legislatura, para los efectos procedentes, la siguiente:

INICIATIVA DE LEY DE INSTITUCIONES POLICIALES

DEL ESTADO DE QUINTANA ROO

TITULO PRIMERO

Disposiciones generales

CAPITULO ÚNICO

Del objeto y aplicación de la ley

Artículo 1. Las disposiciones de esta ley, tienen por objeto establecer las bases para regular las Instituciones Policiales en cuanto a:

  1. Su integración;

  2. Atribuciones y deberes;

  3. La carrera policial y el sistema de mandos;

  4. La formación profesional;

  5. El régimen disciplinario;

  6. El régimen administrativo de trabajo;

  7. Los beneficios laborales y por desempeño; y

  8. Los demás a que se refiere la presente ley

Artículo 2. Las disposiciones de la presente ley y sus respectivos reglamentos, se aplicarán a los servidores públicos de las corporaciones de policía y a las de servicio en los términos que se precisan.

Artículo 3. La aplicación del presente ordenamiento corresponderá al Ejecutivo del Estado y a los Ayuntamientos en los ámbitos de sus respectivas esferas de competencia y circunscripciones.

Artículo 4. Salvo los casos previstos en la presente ley, los tribunales del trabajo carecen de competencia para conocer y resolver sobre cualquier cuestión prevista en el presente ordenamiento legal y sus reglamentos.

Artículo 5. Las disposiciones de esta ley no se aplicarán:

  1. A los trabajadores de base o confianza que presten servicios administrativos en las instituciones policiales, sin tener nombramiento que les otorgue el carácter de elemento de aquellas;

  2. A los integrantes de las agrupaciones civiles o sociedad civil, u organismos no gubernamentales, que realicen actividades que correspondan a las corporaciones de servicio;

  3. A las personas que de manera transitoria o temporal presten servicios administrativos en las corporaciones de policía y de servicio; y

  4. A los miembros honorarios y voluntarios de las corporaciones de policía y servicio.

Artículo 6. Para los efectos del presente ordenamiento normativo y sus reglamentos se entenderá por:

  1. Alta:     La comunicación escrita que se hace al aspirante indicándole la fecha en que principiará a prestar sus servicios en las corporaciones de policía o de servicios;

  2. Baja:     La comunicación escrita que se hace al elemento indicándole que dejó de prestar sus servicios para la corporación por las razones que en el mismo se expresan;

  3. Cargo:    La representación de una parte de la estructura orgánica de la dependencia representada;

  4. Cese:     La destitución o terminación anticipada del contrato administrativo de trabajo por causas imputables al elemento;

  5. Elemento:     Cualquier persona que tenga nombramiento que le acredite como miembro integrante de las instituciones policiales;

  6. Equipo táctico:     Los artículos, instrumentos, vehículos, objetos, herramientas y demás, necesarios para la protección de la vida del elemento o de terceros, o para la optimización del servicio que prestan las instituciones de policía;

  7. Grado:     Título de identificación de la posición del servidor público dentro de la jerarquía policial o de servicios;

  8. Instituciones policiales:     Las corporaciones de policía y servicios legalmente constituidas, independientemente de su nombre o designación;

  9. Jerarquía o rango:     Relación de autoridad de superior a subalterno en orden escalonado, dentro de la dependencia o dentro de la estructura orgánica policial o de servicio;

  10. Ley:     Al presente ordenamiento;

  11. Mando:     La autoridad que se ejerce sobre los elementos de las instituciones de policía;

  12. Operar:     Realizar actividades relacionadas con el servicio;

  13. Remoción:     Es la pérdida inmediata del cargo, empleo, grados jerárquicos y prerrogativas;

  14. Separación del cargo:     Es la suspensión temporal o definitiva del ejercicio de actividades relacionadas con el cargo y en su caso, de la autoridad que el grado confiere; y,

  15. Servidor Público:     A cualquier integrante de las instituciones de policía, independientemente de su grado jerárquico.

Artículo 7. Las dudas en relación con la aplicación de los preceptos establecidos en la presente Ley, serán aclaradas por el Gobernador del Estado.

Artículo 8. Las actuaciones y certificaciones que se hicieren con motivo de la aplicación de la presente Ley y sus reglamentos, no causarán impuesto o derecho alguno.

TITULO SEGUNDO

De las Instituciones policiales

CAPITULO PRIMERO

Corporaciones de policía y de servicios

Artículo 9. Las instituciones policiales están integradas por corporaciones de policía y corporaciones de servicio. Son corporaciones de policía:

  1. Las Policías Estatales; dentro de estas se encuentran comprendidas, las corporaciones de Seguridad Pública, Judicial o ministerial, sus agrupamientos, cuerpos o corporaciones de servicio especializado, fuerzas interinstitucionales policiales, y demás que sean creadas conforme a la presente ley, todas las cuales estarán facultadas para operar, actuar y tener sedes, en cualquier parte del Estado;

  2. Las Policías Municipales o preventivas, quienes operarán en todo el territorio de su correspondiente municipio;

  3. Las corporaciones de tránsito o vialidad cuando ese servicio sea prestado por la policía de seguridad pública, preventiva o municipal; y

  4. Las corporaciones que integren la planta docente, administrativa y de vigilancia y protección de los planteles educativos de policía.

Artículo 10. Son corporaciones de servicio, Estatales o Municipales, las siguientes:

  1. Las de bomberos;

  2. Las de custodia en los centros penitenciarios ó cárceles públicas municipales y las de vigilancia en cualquier centro provisional de detención;

  3. Las de custodia en los consejos tutelares para menores;

  4. Las de información y seguimiento;

  5. Las de apoyo fiscal y administrativo;

  6. Las de transito y vialidad; y,

  7. Las demás que prevean los ordenamientos legales.

Artículo 11. Las corporaciones de policía y servicio del Estado, prestaran auxilio y apoyo a las municipales en los términos que prevean los convenios de colaboración y apoyo interinstitucional que celebren. Las corporaciones de servicio son auxiliares de la seguridad pública.

Artículo 12. Las corporaciones de servicio ejercerán las funciones que correspondan a las corporaciones de policía, por disposición de los mandos supremos o superior, en cualquiera de los casos siguientes:

  1. Cuando por cualquier motivo se encuentre paralizado, total o parcialmente, el servicio de seguridad publica; y,

  2. En los casos en que por circunstancias extraordinarias, como en los casos de incendios, inundaciones y cualquier otro, los elementos que integran las corporaciones de policía sean notoriamente insuficientes para prestar el servicio de seguridad pública.

Artículo 13. Las personas que presten sus servicio de manera voluntaria u honoraria en las corporaciones de policía y servicios, no podrán detentar grados jerárquicos y solo realizaran actividades de vigilancia e información, debiendo ajustar su actuación a lo que dispongan los reglamentos respectivos.

Artículo 14. La denominación de policía o agente se reserva de manera exclusiva para los miembros de las corporaciones de policía, ya sean Estatales o Municipales. Las denominaciones de: guardia, guardián, bombero, observador, verificador, custodio, investigador, o vigilante, se reserva única y exclusivamente para las corporaciones de servicio.

Artículo 15. Las corporaciones de policía y de servicios estatales, así como los cuerpos especializados de las instituciones policiales, solo podrán ser creadas o suprimidas por disposición de la ley o por acuerdo del Gobernador del Estado.

Artículo 16. Las corporaciones de policía, de seguridad publica, preventiva o de servicios, municipal, y sus grupos o agrupaciones especializadas, únicamente podrán ser creadas o suprimidas por acuerdo del ayuntamiento correspondiente.

Artículo 17. Se consideran especializados, los grupos, agrupaciones o corporaciones, que presten de manera exclusiva y profesional, dos o más de los siguientes servicios:

  1. De salvamento y rescate, marino o terrestre;

  2. Manejo de substancias explosivas o peligrosas;

  3. Control de situaciones de riesgo y sometimiento de sujetos peligrosos;

  4. Investigación y recolección científica de evidencias criminales;

  5. Servicios internos o inteligencia policial;

  6. Operación policial encubierta;

  7. Patrullaje y vigilancia electrónica o mecanizada; y,

  8. Rescate y protección de rehenes o victimas.

Artículo 18. El Estado y Municipios podrán crear de manera conjunta mediante convenio, fuerzas institucionales de policía o servicios, que podrán actuar o tener sedes en cualquier parte del Estado, para la realización de las funciones específicas que se mencionen en su decreto de creación; Sus elementos estarán sujetos a lo dispuesto en la presente ley y demás disposiciones legales aplicables.

CAPITULO SEGUNDO

Actuación de las Instituciones de Policía

Artículo 19. Conforme a lo establecido por el artículo 21 de la Constitución Federal, la actuación de las instituciones policiales se regirá por los principios de legalidad, eficiencia, profesionalismo y honradez.

Artículo 20. Las instituciones policiales, dentro del ámbito de sus competencias serán auxiliares de: la administración pública Estatal o Municipal, procuración y administración de justicia y demás que prevean las leyes. El auxilio solamente comprenderá el apoyo, y en su caso participación, en la ejecución de tareas técnicas, de investigación, protección y vigilancia, tácticas u operativas o en su conjunto, solicitadas para acciones o eventos determinados o en forma permanente.

Artículo 21. Las corporaciones de policía y servicios del Estado y Municipios, realizarán las actividades que les corresponda, de conformidad con lo que dispongan las leyes, sus reglamentos, manuales y demás normatividad aplicable o especial.

Artículo 22. Las corporaciones de policía colaborarán con sus similares Federales o de otras entidades, de conformidad con lo establecido en las leyes aplicables y en los convenios y programas legalmente suscritos.

CAPITULO TERCERO

Armas y equipo táctico

Artículo 23. Las corporaciones de policía, deberán contar con la licencia colectiva que expida la Secretaría de la Defensa Nacional, que autoriza la portación de armas de fuego a los miembros de las mismas, siendo obligatorio para aquellas el mantener vigente la licencia mediante el cumplimiento de los requisitos legales correspondientes.

Cuando el equipo táctico requiera autorización especial para su portación o tenencia, deberá recavarse esta.

Artículo 24. Las corporaciones de policía municipal y las Instituciones de Profesionalización Policial, que no cuenten con licencia colectiva, podrán participar de la que le corresponde a una corporación estatal, sujetándose para ello al convenio correspondiente.

Artículo 25. En ejercicio de sus funciones, los elementos de las corporaciones de policía solo podrán portar las armas de fuego incluidas en la licencia colectiva correspondiente, expedida por la Secretaría de la Defensa Nacional, en los términos de los ordenamientos legales aplicables.

Artículo 26. Las armas de fuego o equipo táctico o ambas, sólo podrán ser portadas por los elementos de las corporaciones de policía durante el tiempo del ejercicio de funciones, o para un horario, misión o comisión determinados, de acuerdo con los reglamentos de cada corporación de policía, los cuales indicaran también los casos en los que podrán ser utilizadas.

Las armas o equipo no podrán ser poseídas, retenidas, custodiadas o resguardadas en lugares distintos a los establecimientos de policía, cuando no estén afectas al servicio.

Artículo 27. Las corporaciones de servicio no podrán tener licencias colectivas de armas y sus integrantes no podrán portarlas bajo ninguna circunstancia. Los equipos no podrán ser depositados o mantenidos fuera de los lugares establecidos para su resguardo, cuando no se encuentren afectos al servicio.

Artículo 28. El uso de equipo de las corporaciones de servicio será previsto y regulado en los reglamentos correspondientes.

CAPITULO CUARTO

Uso y manejo

de armas y equipo táctico

Articulo 29. Las armas son instrumentos de defensa de los elementos integrantes de las corporaciones de policía; su uso o manejo se considerara indebido cuando se utilice para:

  1. Repeler una agresión de palabra o no violenta;

  2. Repeler una agresión en la que no corra peligro de perder la vida o sufrir alguna lesión o alteración en la salud;

  3. Intimidar al indiciado, infractor, oponente o cualquier persona, cuando se encuentren desarmados o que no representen una situación de peligro de una agresión violenta inminente;

  4. Amedrentar a las personas ante una situación que no sea de peligro;

  5. Realizar algún pasatiempo o juego o como herramienta para realizar algún trabajo manual; y,

  6. En los demás casos señalados en los reglamentos respectivos.

Articulo 30. El equipo táctico policial únicamente será utilizado para:

  1. Eficientizar el servicio;

  2. Someter al oponente u oponentes que opongan resistencia a la realización de un servicio o actividad legalmente establecidos;

  3. Someter al oponente u oponentes que por su fuerza numérica o física, representen una situación de peligro de una agresión violenta inminente;

  4. Someter al delincuente o infractor con el fin de evitar que siga afectando la vida, salud, integridad corporal, bienes o derechos de las personas;

  5. Detener a los responsables de conductas ilícitas flagrantes cuando intentan o se han dado a la fuga;

  6. Inmovilizar a las personas que se resisten al arresto detención o aprehensión; y,

  7. El uso del equipo de protección será regulado por el reglamento.

Articulo 31. Se considerara indebido el uso o manejo de equipo o material táctico policial, cuando:

  1. Se utilice, para desempeñar un servicio o comisión no relacionados con la seguridad pública, o para asuntos personales;

  2. Se utilice como apoyo a terceros en tareas que no correspondan a la seguridad pública;

  3. Se utilice violando injustificadamente cualquier disposición legal; y,

  4. En los demás casos previstos por el reglamento.

Articulo 32. Los mandos y elementos de las instituciones de policía, responderán a titulo personal por los daños y deterioros injustificadamente causados a las armas y equipo táctico que tengan asignados o bajo su resguardo o custodia.

Artículo 33. La responsabilidad en que incurran los elementos de las instituciones de policía, será sancionada en los términos que prevean esta ley así como la de responsabilidades de los servidores públicos y demás leyes vigentes, en la inteligencia que la aplicación de una no excluirá la aplicación de las otras.

Articulo 34. Los gobiernos Estatal y Municipal responderán de los daños causados a terceros por la acción abusiva o ilegal de los elementos de las corporaciones de policía o de servicio, con motivo del ejercicio de sus funciones.

TITULO TERCERO

Régimen interior de las corporaciones

De policía y de servicios.

CAPITULO PRIMERO

Organización y funcionamiento.

Artículo 35. La organización, funcionamiento, estructura orgánica y atribuciones funcionales de las instituciones policiales, se regirán por esta ley, sus reglamentos y demás normatividad interna aplicable.

CAPITULO SEGUNDO

Actuación de los integrantes de las corporaciones de policía y servicio

Artículo 36. La actuación de los integrantes de las Corporaciones de Policía y Servicios, deberán apegarse a los principios constitucionales de legalidad,  eficiencia,  profesionalismo  y honradez.

 Artículo 37. En cumplimiento a los principios constitucionales previstos en el artículo anterior, los servidores públicos de las corporaciones de policía y servicio, deberán observar, dentro del ámbito de sus funciones, los deberes siguientes:

  1. Conducirse siempre con apego al orden jurídico y  respeto  a los derechos humanos;

  2. Prestar auxilio a las personas amenazadas por algún peligro o  que  hayan  sido  víctimas de algún delito, así  como  brindar protección a sus bienes y derechos. Su actuación será congruente, oportuna y proporcional al hecho;

  3. Cumplir sus funciones con absoluta imparcialidad, sin discriminar a persona  alguna por su raza, religión, sexo, condición económica o social,  preferencia  sexual,  ideología política o por algún otro motivo;

  4. Abstenerse en todo momento y bajo cualquier circunstancia de infringir, tolerar o permitir actos de tortura u otros tratos o sanciones crueles, inhumanos o degradantes, aún cuando se trate de una orden superior o se argumenten circunstancias especiales, tales como  amenaza  a  la Seguridad Pública, urgencia  de  las investigaciones  o cualquier otra, al tener conocimiento de ello, lo denunciará inmediatamente ante la autoridad competente;

  5. Observar un trato respetuoso con todas las personas, debiendo abstenerse de todo acto arbitrario y de limitar indebidamente las acciones o manifestaciones que, en ejercicio de sus derechos constitucionales y con carácter pacífico realicen los ciudadanos;

  6. Desempeñar  su  misión  sin solicitar ni aceptar compensaciones, pagos o gratificaciones distintas a las previstas legalmente. En  particular  se  opondrán  a  cualquier  acto  de corrupción;

  7. Abstenerse de realizar la detención de persona alguna sin cumplir con los requisitos previstos en los ordenamientos constitucionales y legales aplicables;

  8.  Velar  por la vida e integridad física  de  las  personas detenidas en tanto se ponen a disposición del Ministerio  Público o de la Autoridad competente;

  9. Participar  en  operativos  de  coordinación con otras Corporaciones  Policiales, así como brindarles, en  su  caso,  el apoyo que conforme a derecho proceda;

  10. Cumplir con sus obligaciones, y obedecer las ordenes de los superiores jerárquicos, cuando estas se encuentren apegadas a derecho;

  11. Preservar el secreto de los asuntos  que  por  razón  del desempeño  de  su función conozcan, con  las  excepciones  que determinen las Leyes; y,

  12. Someterse a la valoración sobre los aspectos: Médicos, psicológicos, toxicológicos y los demás previstos en el reglamento u ordenados por los mandos superiores.

El incumplimiento de los deberes anteriores será sancionado en los términos de la presente ley y reglamentos aplicables. No serán sancionados los servidores públicos de las instituciones de policía y servicio que se nieguen a cumplir ordenes ilegales

Artículo 38. Los miembros de las corporaciones de policía, dentro del ámbito de sus funciones, no podrán:

  1. Asumir atribuciones que correspondan legalmente a otras corporaciones, salvo en los casos previstos por las leyes;

  2. Realizar actos de molestia en perjuicio de personas sin causa justificada;

  3. Realizar cualquier conducta dentro del servicio, que interrumpa o tienda a interrumpir el desempeño eficiente y oportuno de la función a su cargo;

  4. Liberar a los detenidos sin orden o autorización de autoridad competente;

  5. Detener a cualquier persona sin causa legal que lo justifique;

  6. Revelar o utilizar con o sin beneficio personal, información que conozca por razones del servicio;

  7. Recibir gratificaciones o dádivas por los servicios prestados en el ejercicio de sus funciones, así como aceptar ofrecimientos o favores por cualquier acto u omisión relacionados con el servicio;

  8. Cobrar multas y retener para sí los objetos recogidos a los infractores de la Ley;

  9. Disponer de las armas o equipo táctico, averiarlos intencionalmente o no conservarlos en condiciones de funcionamiento eficiente, destruirlos o extraviarlos, ni mucho menos portarlos en actividades personales o no relacionadas con el servicio; tampoco podrán abandonarlos en ningún caso, entregarlos o dejarse desposeer de ellos ante una agresión o situación de peligro;

  10. Asociarse, formar parte o intervenir en sindicatos o agrupaciones, ya sea para reclamar sus derechos o para presionar a los mandos en relación con cuestiones del servicio, funciones, prestaciones, o cualquier otra;

  11. Hacer huelgas de cualquier índole o formar parte de ellas;

  12. Hacer paros de labores o servicios, suspenderlos o interrumpirlos;

  13. Participar en manifestaciones públicas de inconformidad; y,

  14. Las demás que señalen los ordenamientos legales.

Los reglamentos respectivos determinaran las prohibiciones de los integrantes de las corporaciones de servicio.

CAPITULO TERCERO

Autoridad y mando

Artículo 39. El mando conlleva la autoridad para el ejercicio de las siguientes facultades:

  1. El movimiento o adscripción de la corporación en su totalidad, de un lugar a otro, así como el de la paralización temporal del servicio para la realización de tareas necesarias y urgentes en beneficio de los ciudadanos;

  2. La determinación de la ubicación de los cuarteles, edificios u oficinas de servicio;

  3. El nombramiento y otorgamiento de cargos en los términos que dispongan la normatividad vigente;

  4. El otorgamiento de grados jerárquicos y el reconocimiento de estos otorgados conforme a la ley, mediante la expedición de la constancia correspondiente;

  5. La firma de acuerdos o convenios con otras entidades Federativas o Municipios dentro del Estado, para la colaboración en tareas especificas de las instituciones policiales;

  6. La imposición de correctivos disciplinarios;

  7. La asignación de servicios;

  8. La orden de traslado y la adscripción a cualquier lugar dentro del territorio que le corresponda, de elementos o efectivos;

  9. El otorgamiento de licencias para la separación del servicio o cargo y la declaración de terminación de las relaciones administrativas de trabajo;

  10. El otorgamiento de los beneficios previstos por la ley en razón del servicio;

  11. El otorgamiento de estímulos y recompensas; y,

  12. Las demás previstas por la ley.

Las facultades previstas en las fracciones I, II, III, IV, V, IX y X, corresponden de manera exclusiva a los mandos supremo y superior en los términos que prevenga el reglamento.

Artículo 40. El mando supremo de las corporaciones estatales de policía y de servicio, corresponde al Gobernador del Estado; el mando superior corresponde al titular de la dependencia, quien podrá ejercerlo directamente y por conducto de los servidores públicos en atención a sus grados jerárquicos, en los términos que determinen los reglamentos respectivos.

Artículo 41. El mando supremo de las corporaciones de policía y servicios, municipales, corresponde al presidente Municipal; el mando superior corresponde al titular de la dependencia municipal, quien podrá ejercerlo directamente o por conducto de los servidores públicos que ostentan tal jerarquía, en los términos de la presente ley. ,

Artículo 42.Conforme a lo dispuesto por el artículo 115 fracción VII, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el mando de todas las corporaciones de policía y servicios corresponde al Presidente de la República cuando se encuentre en el territorio del Estado.

Artículo 43. Conforme a lo dispuesto por el artículo 115 fracción VII, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, las policías municipales acatarán las órdenes que el Gobernador del Estado le transmita, en aquellos casos en que este juzgue como de fuerza mayor o alteración grave del orden público.

CAPITULO CUARTO

Grados jerárquicos

Artículo 44. Los grados jerárquicos dentro de las instituciones policiales son administrativos o efectivos. Son grados jerárquicos administrativos aquellos que no corresponden a la carrera policial y que se obtienen automáticamente con el inicio del cargo feneciendo con él. Son efectivos lo que corresponden a la carrera policial.

Artículo 45. Son grados administrativos los que corresponden a los cargos de Secretario, Subsecretario o su equivalente, Director general y Director, y ejercen el mando superior, correspondiéndole el más alto al primero de los mencionados. Son grados efectivos los que corresponden a mandos mayores, medios y subalternos.

Artículo 46.- Los mandos superiores en orden descendente son:

. Comisionado en Jefe, que corresponde al cargo de Secretario o su equivalente;

2°.Comisionado, que corresponde al cargo de subsecretario o su equivalente;

. Superintendente general, el cual corresponde al cargo de director general;

. Superintendente, que corresponde al cargo de director; y,

5°.Subintendente, que corresponde al cargo de subdirector.

Artículo 47. Los mandos mayores en orden descendente son:

1°. Inspector General;

. Inspector; y,

. Comisario.

Artículo 48. Son mandos medios en orden descendente:

1°. Supervisor;

. Oficial; y,

3°. Suboficial.

Artículo 49. Son mandos subalternos en orden descendente:

. Policía primero;

2°. Policía segundo; y,

. Policía tercero o raso.

Artículo 50. En las corporaciones de servicio no existirán grados superiores o mayores; el grado jerárquico máximo será el de Comisario; este y todos los que le sigan de manera descendentes serán considerados de carrera.

CAPITULO QUINTO

Distintivos jerárquicos

Artículo 51. Los grados jerárquicos en las corporaciones de policía serán identificados con los siguientes distintivos:

1°. Comisionado en Jefe: Tres estrellas doradas de ocho picos, bordeadas de una circunferencia de doce picos del mismo color;

. Comisionado: Dos estrellas doradas de ocho picos, bordeadas de una circunferencia de doce picos del mismo color;

. Superintendente general: Dos estrellas plateadas de ocho picos, bordeadas de una circunferencia dorada, de doce picos;

4°. Superintendente: Dos estrellas plateadas de ocho picos, bordeadas de una circunferencia del mismo color, de doce picos;

5°. Subintendente: Una estrella plateada de ocho picos, bordeada de una circunferencia del mismo color de doce picos;

. Inspector General: Dos estrellas doradas de cinco picos, bordeadas de una circunferencia de doce picos del mismo color;

7°. Inspector: Dos estrellas plateadas de cinco picos, bordeadas de una circunferencia dorada de doce picos;

. Comisario: Una estrella dorada de cinco picos, bordeadas de una circunferencia de doce picos del mismo color;

9°. Supervisor: Tres triángulos equiláteros plateado con una de sus puntas dirigidas al frente;

10°. Oficial: Dos triángulos equiláteros plateado con una de sus puntas dirigidas al frente;

11°. Suboficial: Un triangulo equilátero plateado con una de sus puntas dirigidas al frente;

12°. Policía primero: Tres escuadras en color blanco;

13°. Policía segundo: Dos escuadras en color blanco;

14°. Policía tercero: Una escuadra en color blanco; y,

15°. Policía raso: No usara distintivo de grado.

Artículo 52. Los distintivos estarán ordenados en forma horizontal en las charreteras del uniforme, de afuera hacia adentro y al final estará el escudo del Estado, bordeado el conjunto en hilo dorado, que será triple para los mandos mayores, doble y dorado para los mandos superiores, y uno para los mandos medios y subalternos que será dorado para aquellos y plateado para estos ultimo.

Además, cada corporación deberá identificar su función, mediante señalamiento expreso y colores, determinados en los reglamentos.

CAPITULO SEXTO

Condecoraciones, Estímulos y recompensas

Artículo 53. Los elementos de las corporaciones de policía y servicios tendrán derecho a las siguientes condecoraciones:

  1. Al valor policial:

  2. A la perseverancia; y,

  3. Al mérito.

En cada caso, se otorgará un estímulo económico adicional, ajustándose a las disponibilidades presupuestales del caso.

Artículo 54. La condecoración al valor policial consistirá en medalla y diploma, se conferirá a quienes salven la vida de una o varias personas o realicen las funciones encomendadas por la Ley con grave riesgo para su vida o su salud; los beneficiados con la condecoración podrán portarla en el uniforme en actos oficiales o eventos sociales. En casos excepcionales, los mandos supremos podrán ordenar libremente el ascenso de los elementos al grado jerárquico superior inmediato.

Artículo 55. La condecoración a la perseverancia consiste en medalla y diploma; se otorgará a los elementos que hayan mantenido un expediente ejemplar y cumplan 10, 15, 20, 25 y 30 años ininterrumpidos de servicio en la corporación.

Artículo 56. La condecoración al mérito se otorgará a los elementos de las corporaciones en las siguientes clases:

  1. Al mérito tecnológico, cuando se invente, diseñe o mejore algún instrumento, aparato, sistema o método de utilidad para las corporaciones de policía o servicios;

  2. Al mérito ejemplar, cuando se sobresalga en alguna disciplina científica, cultural, artística o deportiva que enaltezca el prestigio y la dignidad de la corporación; y,

  3. Al mérito social, cuando se distinga particularmente en la prestación de servicios en favor de la comunidad que mejoren la imagen de las corporaciones.

Artículo 57. Las características de las condecoraciones y el procedimiento para su otorgamiento serán establecidas en los reglamentos respectivos.

Artículo 58. Los elementos que hayan recibido alguna de las condecoraciones a que se refiere este capítulo tendrán derecho a participar en el proceso de insaculación para la integración de comisiones y del consejo de justicia policial.

Artículo 59. Los incentivos económicos por condecoraciones, estímulos y recompensas, serán establecidos conforme al reglamento y el presupuesto de egresos correspondiente.

TITULO CUARTO

De la policía profesional

CAPITULO PRIMERO

De la carrera policial

Artículo 60. La carrera policial, es el elemento básico para la formación de los integrantes de las instituciones policiales, a fin de adecuar el servicio que en lo individual prestan, a los principios de legalidad, eficiencia, profesionalismo y honradez.

Artículo 61. La carrera policial dará inicio con el primer ascenso al grado inmediato superior y solo tendrán derecho a ella los elementos en activo.

Artículo 62. La carrera policial se conformará con la obtención gradual de los distintos grados jerárquicos efectivos previstos en la presente ley, durante el tiempo en que el elemento preste sus servicios en la corporación.

Artículo 63. Salvo en los casos de excepción previstos en la presente ley, la separación del cargo por cualquier motivo, traerá como consecuencia inmediata la pérdida de los grados jerárquicos adquiridos y toda vinculación con el servicio policial.

Artículo 64. El elemento conservará su grado, vinculación y prerrogativas, pero no la autoridad y mando, cuando pase a inactividad, jubilación, suspensión de funciones, retiro o cambio de adscripción, por cualquiera de los casos siguientes:

  1. Por treinta años de servicio o más ininterrumpidos;

  2. Por haber llegado a la edad límite de retiro;

  3. Por estar incapacitado para el servicio por causas sobrevenidas en cumplimiento del servicio o del deber;

  4. Cuando pase a ocupar una posición dentro de los mandos administrativos dentro de cualquier corporación policial o de servicio, ya sea Estatal o Municipal; al término de su encargo administrativo volverá a detentar el grado efectivo que le corresponda; y,

  5. En los demás casos previstos por la ley.

Articulo 65. Los grados, vinculación y prerrogativas, serán anulados mediante resolución del consejo de justicia policial, por infracción a los deberes que de acuerdo a su situación correspondan al elemento o por haber sido condenado a sufrir una pena de prisión por delito doloso.

Artículo 66. Es obligatoria y permanente la carrera policial, en sus diferentes niveles. El reglamento respectivo establecerá los requisitos y procedimientos de selección, ingreso, formación, capacitación, adiestramiento, desarrollo, actualización, permanencia, promoción y separación del servicio, así como su evaluación.

Artículo 67. Se considera como Policía de carrera a quien haya obtenido cuando menos los dos primeros grados jerárquicos ascendentes. Los integrantes de las corporaciones tendrán derecho a realizar su carrera, obtener ascensos y permanecer en el empleo, y solo podrán ser privados de esos derechos en los casos y términos previstos en la presente ley.

Artículo 68. Los ascensos se concederán de acuerdo con lo establecido en el reglamento respectivo.

Artículo 69. Los ascensos hasta el grado de supervisor serán otorgados por resolución del Consejo de Justicia, los demás, por el Gobernador del Estado o Ayuntamiento, según corresponda.

Artículo 70. No podrá concederse ascenso al elemento que no acredite tener el grado inmediato anterior, ni demuestre haber satisfecho los requisitos previstos en el reglamento.

Quedan exceptuados los grados administrativos, los cuales serán conferidos directamente por el titular del ejecutivo o en su caso por la autoridad municipal correspondiente, en el nombramiento respectivo.

Artículo 71. El elemento en activo que sea dado de alta por traslado a otra corporación, seguirá conservando en ésta su mismo grado y escalafón.

Artículo 72. El elemento que se considere afectado por habérsele negado el trámite para el otorgamiento de un grado jerárquico que le correspondía, podrá interponer el recurso de reconsideración ante el consejo de justicia el cual resolverá lo procedente.

CAPITULO SEGUNDO

De la Comisión de ascensos

Artículo 73. La Comisión de Ascensos, Estímulos y Recompensas, se integrará en la forma que señale el reglamento y tendrá las siguientes atribuciones:

  1. Llevar el sistema de puntos acumulables por cada mérito de los elementos;

  2. Llevar la relación de elementos con derecho a ascensos y emitir su dictamen escalafonario, comunicándoselo en el acto al interesado;

  3. Proponer al Consejo de Justicia a los elementos con derecho a participar en el concurso de ascensos, cuando haya más de un candidato para un mismo grado;

  4. Proponer al Consejo de Justicia al elemento a quien se debe ascender de manera directa el grado cuando no haya otros candidatos para el mismo;

  5. Proponer de manera fundada y motivada al Consejo de Justicia a las personas que tienen mérito para recibir un estímulo o recompensa; y,

  6. Los demás que señalen los ordenamientos legales aplicables.

CAPITULO TERCERO

Del ingreso y permanencia en las instituciones policiales

Artículo 74. Para ingresar como elemento de las corporaciones de policía se requieren los siguientes requisitos:

  1. Ser mexicano;

  2. Ser mayor de dieciocho años y menor de veinticinco;

  3. Haber concluido preferentemente la preparatoria o cuando menos la enseñanza secundaria;

  4. Haber cumplido en sus caso con el servicios militar nacional;

  5. No tener antecedentes penales, ni estar sujeto a proceso penal, ni estar inhabilitado por las contralorías o alguna otra autoridad administrativa, ni tampoco haber sido sancionado en dos o más ocasiones en los últimos tres años, por faltas administrativas;

  6. Haber aprobado los exámenes de ingreso; y,

  7. Haber aprobado cuando menos, el curso básico policial.

Artículo 75. El reclutamiento de aspirantes a policía es de la responsabilidad de los mandos superiores y el procedimiento de selección, formación, y profesionalización corresponde a los Institutos educativos policiales.

Artículo 76. No podrán, ingresar, formar parte de las corporaciones de policía o servicio, o permanecer en ellas, las personas que se encuentren en cualquiera de los supuestos especiales siguientes:

  1. Que sean cónyuges o parientes por consanguinidad o afinidad hasta dentro del cuarto grado, de las personas que ejerzan los mandos superiores o mayores;

  2. Los que hayan causado baja, por cualquier motivo, de alguna corporación de policía no perteneciente al Estado o sus Municipios;

  3. Los que hayan causado baja voluntaria de la corporación de policía, del Estado o Municipios, a la cual solicitan ingresar, si ya transcurrieron más de ciento ochenta días a partir de aquella;

  4. Los que hayan causado baja voluntaria en dos o más ocasiones en cualquiera de las corporaciones de policía, ya sea Estatal o Municipal;

  5. Los que hayan causado baja mediante rescisión de las relaciones administrativas de trabajo, por necesidades del servicio;

  6. Los que hayan causado baja por despido justificado;

  7. Los que hayan causado baja por cualquier causa y hayan recibido alguna compensación o indemnización con motivo de la misma;

  8. Los desertores o expulsados, de las corporaciones de policía o de servicios y de las fuerzas armadas del país;

  9. Los incapacitados física o mentalmente, para el desempeño del servicio, y;

  10. Los que hayan sido dados de baja por cualquier motivo de la administración publica Federal, Estatal, o Municipal; y,

  11. Los adictos al consumo de algún estupefaciente o que ocasionalmente lo hayan consumido en los últimos cinco años y los adictos al consumo de bebidas embriagantes.

Las prohibiciones anteriores se aplicarán también a los mandos superiores o mayores. Quienes se encuentren en cualquiera de los supuestos anteriores y lo hayan ocultado o negado antes de ser dados de alta, serán removidos y dados de baja mediante despido justificado, inmediatamente que se tenga conocimiento de la causa que origina el impedimento, independientemente de la antigüedad y grado jerárquico que detente el elemento.

El despido justificado a los mandos mencionados será determinado por el mando supremo y ante la falta de actuación de este, lo hará por la respectiva contraloría a petición de cualquier ciudadano.

Artículo 77. Los elementos egresados de los institutos de formación policial, que hayan concluido el programa general de formación policial profesional, serán dados de alta en las corporaciones de policía con el grado de policía tercero; fuera de este caso todos los demás elementos serán dados de alta como policías rasos.

Artículo 78. Los reglamentos de las corporaciones policiales estatales y municipales, así como los de servicio, determinaran el uso y característica de las vestimentas y equipo táctico, los cuales serán distintos para cada corporación.

CAPITULO CUARTO

De la profesionalización

Artículo 79. La profesionalización de las Instituciones Policiales, tendrá por objeto lograr una mejor prestación del servicio así como el desarrollo integral de sus elementos, para optimizar su capacidad de respuesta a los requerimientos de la sociedad. Para los efectos anteriores, cada corporación contará con un programa de profesionalización.

Artículo 80. Los Programas de profesionalización deberán contemplar los siguientes niveles:

  1. La formación inicial o básica: es el proceso mediante el cual se capacita a quienes habrán de incorporarse al servicio y a la carrera policial, con el objeto de que puedan realizar las actividades propias de su función;

  2. La formación continua o de actualización: es el proceso mediante el cual los elementos de los cuerpos de seguridad pública, ponen al día, en forma permanente, los conocimientos y habilidades que requieren para el ejercicio de sus funciones;

  3. La formación para especialización: tiene por objeto la capacitación del personal para trabajos específicos orientados a la realización de actividades que requieran conocimientos, habilidades y aptitudes en una determinada área del trabajo policial. El Programa determinará también cuales especialidades serán compatibles entre ellas para destinarse a diversas áreas de trabajo;

  4. La formación de mandos: Esta destinada a la preparación de mandos subalternos, medios y superiores y tendrá por objeto desarrollar integralmente al personal en la administración y organización policiales;

  5. La formación para concursos: es el proceso de capacitación que permite a los elementos que aspiren a ascender, dentro de la carrera policial, contar con los conocimientos y habilidades propios del nuevo grado; y,

  6. La formación profesionalizada: permite a los elementos obtener un título o grado académico profesional en alguna materia de la carrera policial y desempeñarse como docente en los institutos educativos policiales.

Artículo 81. Los programas de formación policial en sus diferentes niveles además de las materias propias de la función policial, tenderán a mantener actualizados en materias legislativa, cívica y científica, además de tácticas y operativas, a los elementos de los Cuerpos de Seguridad Pública. La formación será teórica y práctica.

Artículo 82. Los programas de formación de las corporaciones de servicio se ajustarán a lo que dispongan sus respectivos reglamentos.

Artículo 83. Es obligación de los elementos de las corporaciones asistir a la respectiva institución de formación a fin de adquirir los conocimientos teóricos y prácticos que conlleven a su profesionalización.

Artículo 84. Los titulares de las corporaciones podrán convenir con instituciones educativas, nacionales o extranjeras, su participación en la profesionalización de las instituciones policiales.

CAPITULO QUINTO
De los institutos de formación y profesionalización

Artículo 85. Las instituciones de formación y profesionalización policial, se regirán por su decreto de creación, normatividad y reglamentos respectivos.

Artículo 86. Los institutos solicitarán el registro que corresponda ante la autoridad competente, de sus programas de estudio para obtener el reconocimiento y validez oficiales.

Articulo 87. Los Municipios podrán celebrar convenios con el titular del Ejecutivo del Estado o alguna otra entidad, para la formación, profesionalización o actualización de sus corporaciones.

TITULO QUINTO

Régimen disciplinario.

CAPITULO PRIMERO

Del Consejo de Justicia Policial

Artículo 88. El consejo de justicia policial, ya sea Estatal o Municipal, actuará como órgano colegiado, con autonomía para resolver los asuntos de las corporaciones de policía y las de servicio que la presente ley y demás reglamentos prevean.

Artículo 89. El consejo de justicia policial, será competente para:

  1. Aplicar las sanciones disciplinarias que estime justas, de acuerdo a su gravedad, en los términos de la presente ley;

  2. Aprobar el otorgamiento de asensos recomendado por la comisión correspondiente y en su caso comunicarlo al mando supremo por conducto del titular de la dependencia, para el otorgamiento del grado;

  3. Recomendar a los mandos supremo y mayores el otorgamiento de condecoraciones, estímulos y recompensas a los elementos; y,

  4. Tramitar y resolver los recursos y demás asuntos previstos en la presente ley como de su competencia.

Artículo 90. El Consejo no será competente para dirimir controversias en las que sea parte cualquier mando supremo o superior. Salvo los casos de excepción previstos en la Ley, el régimen disciplinario para los elementos de carrera, no será aplicable a los mandos superiores, quienes estarán sujetos a lo que disponga la Ley de Responsabilidades.

Artículo 91. En los procedimientos ante los consejos de Justicia Policial se aplicara supletoriamente la ley de justicia administrativa o en su defecto el código de procedimientos penales, la Ley de Responsabilidades de los trabajadores al servicio del Estado.

Artículo 92. Los Consejos de Justicia gozarán de las más amplias facultades para investigar, recavar pruebas cuando lo estime necesario, examinar los expedientes u hojas de servicio de los propios elementos y para practicar las diligencias que le permitan conocer los hechos y dictar su resolución.

Artículo 93. Las resoluciones del consejo de justicia, tendrán por objeto revocar, modificar o confirmar los actos impugnados. Las determinaciones que emita el Consejo sobre asuntos ajenos a su competencia serán nulas y carecerán de efecto.

Artículo 94. Los integrantes de los Consejos de Justicia serán renovados cada dos años, pudiendo ser reelectos para el periodo inmediato. Los Consejos se integraran por:

  1. Un Presidente, que en los casos de las corporaciones estatales será el titular de la dependencia o secretaría correspondiente a la corporación de policía o servicio, o quien le sustituya legalmente en sus ausencias. En el caso de las corporaciones municipales será el presidente Municipal o quien le sustituya en sus ausencias por designación de aquel;

  2. Un Secretario, que será designado por el Presidente del Consejo, y deberá contar con título de Licenciado en Derecho;

  3. Un vocal, representante de la Contraloría interna, o en su defecto de los servicios internos o su equivalente;

  4. Dos vocales, insaculados de entre los elementos de las corporaciones que tengan por lo menos una jerarquía correspondiente a mandos medios. Estos Vocales durarán en su cargo un año y podrán ser elegibles por dos veces consecutivas. Para cada uno de los vocales habrá un suplente que sustituirá a los propietarios en sus faltas;

  5. Un Prosecutor, licenciado en derecho, que representará al órgano o mando que haya emitido el acto disciplinario o administrativo respecto del cual deba pronunciarse el consejo; y,

  6. Un defensor, licenciado en derecho, que representará a al elemento interesado o en contra de quien se haya iniciado el procedimiento; este podrá ser representado por asesores externos si así lo solicita en su primera comparecencia. Los asesores, tanto externos como policiales, dirigirán o representarán en todo tiempo a cualquier elemento de la corporación, en cuestiones relacionadas con el ejercicio de sus derechos. Tanto el persecutor como el defensor, y los asesores, serán designados en los términos que señale el reglamento.

En cada caso, tanto el presidente como los vocales que integren el consejo deberán pertenecer a la corporación de policía o servicio respecto de la cual se trate el asunto.

Artículo 95. Las sesiones del consejo serán públicas, excepto cuando al momento del inicio se determine que deba ser privada, en cuyo caso solo tendrán acceso las partes interesadas y los miembros del propio consejo. Los acuerdos y resoluciones del consejo se tomarán por votación del presidente y los vocales; en caso de empate, el presidente tendrá voto de calidad.

Artículo 96. En todo asunto que deba conocer el Consejo de Justicia, se abrirá un expediente con las constancias que existan sobre el particular y se sujetará al siguiente procedimiento:

  1. Iniciada la sesión, el secretario hará saber en voz alta el asunto a tratar;

  2. El prosecutor o el defensor, según sea el iniciador del procedimiento, expondrá brevemente el asunto, el cual ya deberá obrar por escrito en poder del consejo;

  3. Enseguida intervendrá el interesado quien manifestara de viva voz si son ciertos o no los hechos expuestos, y en caso de aceptación total, se dará por cerrado el procedimiento y se emitirá la resolución que corresponda en el mismo acto. En caso contrario, después de la negación de los hechos procederá a su defensa ya sea personalmente o por conducto de su defensor o asesor, exponiendo brevemente su contestación y defensas, la cual deberá obrar ya en poder del Consejo, dentro de los cinco días siguientes a la fecha en que se le corrió traslado con el escrito inicial;

  4. Las partes ofrecerán sus pruebas, las cuales se desahogaran en una sesión. Serán admisibles toda clase de pruebas, excepto la confesional de la autoridad o superior jerárquico y las que fueren en contra del derecho, la moral y las buenas costumbres; las pruebas se ofrecerán y valoraran conforme a lo dispuesto en el código de procedimientos administrativos y en su defecto, conforme a lo establecido en el código de procedimientos civiles del Estado;

  5. Las resoluciones deberán estar fundadas y motivadas y se pronunciará en una sesión pública, en la que se notificará a las partes interesadas; una copia autorizada de ellas se mandará agregar a los expedientes u hojas de servicio de los elementos con los que se vincule el asunto.

  6. Los asuntos se tramitarán y resolverán en no más de tres sesiones que habrán de celebrarse en un término de quince días.

  7. De todo lo actuado se levantará constancia por escrito; y,

  8. El consejo ordenara que se hagan públicas sus resoluciones y vigilara el cumplimiento de ellas. Por ningún motivo podrá ordenar el archivo de un asunto si no ha sido cumplimentada fielmente la resolución correspondiente.

Artículo 97. El Consejo por conducto de su presidente hará que se cumplan sus resoluciones y cumplimentara los mandatos o decisiones judiciales que recaigan contra las mismas, en la forma y términos en que se le indiquen, pudiendo oponer los recursos que correspondan.

Artículo 98. El reglamento respectivo determinará el funcionamiento del Consejo.

CAPITULO SEGUNDO

Penas administrativas

Artículo 99. Las penas administrativas a las faltas e infracciones de los deberes policiales, consistirán en correctivos o sanciones, disciplinarias.

Artículo 100. Los correctivos disciplinarios son los castigos a que se hace acreedor el elemento policial y de servicios por faltar a sus deberes previstos en los ordenamientos legales aplicables.

Artículo 101. Las sanciones disciplinarias son los castigos que corresponden a los elementos de policía y servicios, por la infracción a sus deberes previstos en los ordenamientos legales aplicables.

Artículo 102. Las faltas que no tuvieren contempladas un correctivo disciplinario determinado, serán castigadas con suspensión del trabajo hasta por tres días, según su gravedad a juicio del mando.

Artículo 103. Las infracciones que no tuvieren contempladas una sanción disciplinaria determinada, serán castigadas con suspensión del trabajo de cuatro a noventa días, según su gravedad a juicio del consejo de justicia.

Artículo 104. Son correctivos disciplinarios los siguientes:

  1. La Amonestación: consistirá en la exhortación que se le hará al elemento para que en lo sucesivo apegue su actuación a lo establecido en las normas vigentes;

  2. El arresto: consistirá en la permanencia del elemento, dentro del cuartel o edificio, sin prestar servicio alguno, desde veinticuatro horas hasta ocho días; y,

  3. Suspensión del trabajo hasta por tres días sin goce de sueldo.

Artículo 105. Son sanciones disciplinarias:

  1. La suspensión del trabajo, desde cuatro a noventa días, sin goce de sueldo;

  2. La degradación jerárquica, que consistirá en el retiro y desconocimiento de mandos y grados jerárquicos o el retroceso a los próximos inferiores; y,

  3. El cese y expulsión de la corporación y la consecuente terminación de la relación administrativa de trabajo por despido justificado.

Artículo 106. Los correctivos disciplinarios deberán contener:

  1. Una relación de los hechos imputados al infractor;

  2. La normatividad infringida con la conducta;

  3. Las disposiciones legales que señalan el correctivo aplicable;

  4. La fecha de su notificación al infractor; y,

  5. La constancia de recepción o conocimiento por parte del infractor, de la boleta en la que se aplica el correctivo.

Artículo 107. Las sanciones disciplinarias deberán estar fundadas y motivadas; en ellas se tomaran en consideración los siguientes aspectos:

  1. El nivel jerárquico, los antecedentes y las condiciones del infractor;

  2. La antigüedad en el servicio policial;

  3. Las condiciones exteriores y los medios de ejecución; y,

  4. La reincidencia.

Artículo 108. Las sanciones disciplinarias únicamente podrán ser impuestas por el consejo de justicia policial.

Artículo 109. Las conductas u omisiones de los elementos de las corporaciones de policía y servicios, no sancionadas en esta ley pero si previstas en la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos, se sujetarán a lo establecido en esta última.

Artículo 110. Los correctivos y las sanciones serán aplicados independientemente de las sanciones por la comisión de conductas tipificadas como delito en las leyes penales correspondientes.

Artículo 111. El reglamento determinará las jerarquías con facultad sancionadora y sus límites.

CAPITULO TERCERO

Sanciones a conductas infractoras

Artículo 112. Se castigarán con amonestación las siguientes faltas:

  1. El retardo en el cumplimiento de las ordenes recibidas;

  2. La llegada con diez minutos o mas de retardo al trabajo;

  3. Asistir con aliento alcohólico al trabajo o servicio;

  4. No utilizar el uniforme o vestimenta establecidos por el mando superior;

  5. Portar distintivos de grados que no correspondan al que detenta;

  6. Asistir desaseado al servicio; y,

  7. Las demás que señalen los reglamentos

Artículo 113. Se castigaran con arresto las siguientes faltas:

  1. El incumplimiento de cualquier obligación;

  2. La desobediencia a las ordenes de los superiores jerárquicos, que no causen una paralización o retardo del servicio;

  3. Asumir ilegalmente atribuciones que correspondan a otras corporaciones;

  4. La realización de actos de molestia en perjuicio de personas sin causa justificada;

  5. Participar en manifestaciones públicas de inconformidad contra autoridades de gobierno o mandos;

  6. Poner en riesgo de sufrir alguna afectación a la integridad física o salud de alguno o algunos de los elementos, con su conducta imprudente, culposa o irreflexiva;

  7. No conservar en condición de funcionamiento eficiente, tanto las armas como el equipo táctico; y,

  8. Las demás que señalen los reglamentos.

Artículo 114. Se castigaran con suspensión del trabajo y sin percepciones salariales ni ninguno de los beneficios previstos en la presente ley, los elementos que incurran en las siguientes faltas:

  1. Disponer para asuntos no relacionados con el servicio, las armas o equipo táctico;

  2. Portar armas o utilizar equipo táctico fuera de servicio;

  3. Observar un trato irrespetuoso a los ciudadanos o compañeros de servicio.

  4. Realizar actos arbitrarios en contra de los ciudadanos;

  5. Limitar indebidamente las acciones o manifestaciones que, en ejercicio de sus derechos constitucionales y con carácter pacífico realicen los ciudadanos;

  6. Detener a personas fuera de los casos previstos por la ley;

  7. Negarse a participar en operativos policiales;

  8. Por permitir o no denunciar a los elementos que consumen estupefacientes o bebidas embriagantes durante el servicio, los posean, distribuyan gratuitamente o comercialicen;

  9. Por desacato injustificado a las órdenes de las autoridades competentes en ejercicio de sus funciones;

  10. Por presentar partes, informes, documentación o información alterada o falsa.

  11. Por no preservar el secreto de los asuntos que por razón del desempeño de su función conozcan, con las excepciones que determinen las Leyes;

  12. Por negarse a someter a la valoración sobre los aspectos: médicos, psicológicos, toxicológicos y los demás previstos en el reglamento u ordenados por los mandos superiores;

  13. Realizar cualquier conducta dentro del servicio, que interrumpa o tienda a interrumpir el desempeño eficiente y oportuno de la función a su cargo;

  14. Por liberar a ciudadanos infractores de ordenamientos administrativos, detenidos legalmente, sin orden o autorización de autoridad competente;

  15. Por no poner a disposición inmediata de la autoridad competente, a los ciudadanos detenidos legalmente;

  16. Detener a cualquier persona sin causa legal que lo justifique;

  17. Por aplicar a sus subalternos en forma reiterada correctivos disciplinarios notoriamente ilegales; y,

  18. Por haber quedado incapacitado físicamente para el servicio policial, por causas sobrevenidas o acontecidas fuera del servicio, y que sean imputables al propio elemento.

Artículo 115. Se castigaran con degradación jerárquica las siguientes infracciones:

  1. Permitir o no impedir que se afecte la salud o integridad de las personas detenidas;

  2. Liberar a los detenidos sin orden o autorización de autoridad competente;

  3. Hacer huelgas de cualquier índole o formar parte de ellas;

  4. Hacer paros de labores o servicios, suspenderlos o interrumpirlos;

  5. Asociarse, formar parte o intervenir en sindicatos o agrupaciones, ya sea para reclamar sus derechos o para presionar a los mandos en relación a cuestiones del servicio, funciones, prestaciones, o cualquier otra; y,

  6. Por actos de cobardía en el cumplimiento del deber o por poner en peligro a los particulares a causa de imprudencia, descuido, negligencia o abandono del servicio.

Articulo 116. Se castigará con baja y expulsión de la corporación mediante despido justificado a los elementos que incurran en cualquiera de las siguientes conductas:

  1. Disponer de las armas o equipo táctico para causar un daño a cualquier persona;

  2. Destruir o dañar intencionalmente las armas o equipo táctico;

  3. No aprobar en dos o más ocasiones alguno de los cursos del programa de profesionalización;

  4. Negarse, injustificadamente, a tomar alguno de los cursos del programa de profesionalización;

  5. Negarse a participar en los programas de superación profesional;

  6. Retirarse sin causa justificada, de alguno de los cursos o programas en los cuales se encuentre participando;

  7. Resultar positivo en el examen toxicológico que se le practique;

  8. Negarse a participar, teniendo derecho para ello en el concurso para obtener ascensos de grado;

  9. Retirarse, sin causa justificada, de uno o más concursos para obtener ascensos;

  10. Tener u ostentar una conducta aberrante o pervertida dentro o fuera del servicio;

  11. Recibir gratificaciones o dádivas por los servicios prestados en el ejercicio de sus funciones, así como aceptar ofrecimientos o favores por cualquier acto u omisión con relación al servicio; y,

  12. Cobrar multas y retener para sí los objetos recogidos a los infractores de la Ley, o no custodiar adecuadamente los objetos o bienes que se encuentren en resguardo.

CAPITULO CUARTO

Formalidades administrativas

Artículo 117. Toda infracción que amerite una sanción disciplinaria, deberá hacerse constar en acta que levantará quien tenga el mando al momento, con audiencia del interesado y ante la presencia de dos testigos de asistencia.

Artículo 118. La falta o infracción a sus deberes por parte de los elementos, deberá comunicarse a aquellos en el acto de su conocimiento por el mando, sin perjuicio de que se haga por oficio dentro de las veinticuatro horas siguientes. En los casos en que proceda, en la misma comunicación verbal y escrita se impondrá el correctivo disciplinario y se informará de ello a la superioridad. En los supuestos en que a la falta o infracción corresponda una sanción disciplinaria, se hará la comunicación inmediata en la forma mencionada y se pondrá al infractor a disposición de la superioridad en calidad de arresto provisional para que, previa confirmación de la falta o infracción, proceda como corresponda.

Los correctivos disciplinarios deberán empezar a cumplirse dentro de las veinticuatro horas siguientes a la comunicación escrita, a menos que en el acto de la misma comunicación el sancionado manifieste que se inconforma contra la sanción y hará valer sus derechos ante el consejo de justicia policial, lo cual se hará constar en la misma boleta que deberá firmar el inconforme. El correctivo se duplicara, sin ningún derecho del infractor a inconformarse o interponer algún medio de defensa, en el caso de que no haya hecho valer sus derechos contra la primera sanción no obstante haberlo anunciado.

CAPITULO QUINTO

Medios de defensa

Artículo 119. Contra los correctivos disciplinarios aplicados por cualquier mando que no sea el supremo o superiores, procederá el recurso de reconsideración, por escrito ante el Consejo de Justicia dentro de los tres días hábiles siguientes a la fecha en que el interesado tenga conocimiento del correctivo; en el escrito se expresaran los motivos de inconformidad y las violaciones a la normatividad aplicable.

Artículo 120. Los correctivos disciplinarios aplicados por los mandos supremos y superiores no serán recurribles.

Artículo 121. El recurso de reconsideración suspenderá la ejecución del correctivo disciplinario, hasta que el consejo de justicia policial resuelva en definitiva.

Artículo 122. En contra de las resoluciones del Consejo de Justicia no procederá recurso legal alguno.

TITULO SEXTO

Régimen administrativo de trabajo.

CAPITULO PRIMERO

Disposiciones Generales.

Artículo 123. Las disposiciones de este título tienen por finalidad establecer, conforme a lo previsto en el artículo 123 apartado "B" fracción XIII de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la situación administrativa de trabajo de los elementos de las instituciones policiales.

Artículo 124. La relación entre los miembros de las instituciones policiales y el Estado o Municipio con motivo de la prestación de los servicios personales y subordinados es de carácter administrativo y no laboral.

Artículo 125. Los servidores públicos de las instituciones de policía prestarán sus servicios en virtud del nombramiento expedido por el funcionario facultado para extenderlo y no podrán desempeñar otro empleo por el cual perciban un salario o comisión.

Artículo 126. Cuando un elemento de la corporación de policía sea trasladado de la localidad de su adscripción a otra población por más de 10 días tendrá derecho a que se le sufraguen los gastos de viaje y a que se le cubran los viáticos correspondientes, excepto si el traslado se debe a solicitud del propio elemento, o cuando la población se encuentre a menos de cincuenta kilómetros.

Artículo 127. En el supuesto del artículo anterior si el traslado es por un período mayor de seis meses, el elemento de policía tendrá derecho además a que se le cubran los gastos que origine el hospedaje por los primeros noventa días y el menaje de casa, indispensable para su instalación.

Artículo 128. No se afectarán los derechos previstos en la presente ley, del policía que:

  1. Sea trasladado de una ciudad, localidad o adscripción a otra;

  2. Sea cambiado, trasladado o adscrito de una dependencia a otra dentro de la misma corporación; y,

  3. Sea adscrito a otras corporaciones, dependencias, o servicios públicos, para tareas o funciones específicas contempladas en la legislación aplicable.

CAPITULO SEGUNDO

Jornadas y Beneficios laborales

Artículo 129. Jornada de trabajo, es el tiempo durante el cual el elemento está a disposición para prestar sus servicios.

Artículo 130. La duración mínima de la jornada de trabajo para los integrantes de las instituciones de policía será de ocho horas de servicio por dieciséis de descanso y la máxima será de doce horas de servicio por veinticuatro de descanso. Los reglamentos respectivos señalarán las jornadas de trabajo de los integrantes de las corporaciones de servicio.

Artículo 131. Cuando por circunstancias especiales deban aumentarse las horas de la jornada máxima estipulada, esta no podrá exceder de tres horas diarias, ni de tres veces consecutivas en una semana.

Artículo 132. Por las horas extraordinarias de trabajo a que se refiere el Artículo anterior el elemento recibirá la misma compensación económica dispuesta en las leyes para los demás trabajadores al servicio del Estado y ayuntamientos.

Artículo 133. Los elementos no están obligados a prestar sus servicios por un tiempo mayor de lo permitido en este Capítulo, excepto en los casos de urgencia por acontecimientos inminentes, probables u ocurridos, como inundaciones, huracanes, incendios, o cualquier otro.

Artículo 134. Las mujeres disfrutarán del pago de salario íntegro de cuatro semanas de descanso antes de la fecha aproximada del parto y ocho semanas después del mismo. Durante el período de lactancia tendrán dos períodos de descanso extraordinario por día, de media hora cada uno para amamantar a sus hijos, a partir del término de su licencia y hasta cubrir seis meses.

Artículo 135. Por cada seis meses consecutivos de servicios, los elementos disfrutarán de un período de vacaciones de diez días laborales en las fechas que se señalen para tal efecto, con el pago correspondiente de la prima vacacional dispuesta en las leyes para los demás trabajadores al servicio del Estado y ayuntamientos.

Artículo 136. Cuando el elemento no pudiese hacer uso de las vacaciones en los períodos señalados por necesidades de servicio, disfrutará de ellas dentro de los treinta días siguientes a la fecha en que haya desaparecido la causa que le impidiere el disfrute de ese descanso, pero en ningún caso los que laboren en un período de vacaciones tendrán derecho a doble pago de sueldo.

Artículo 137. Los periodos de vacaciones se disfrutarán en fechas distintas a las de la burocracia Estatal o Municipal, según se trate de policías estatales o municipales.

Artículo 138. Los elementos que en el año anterior no hayan recibido una sanción disciplinaria, tendrán derecho durante el año siguiente a una licencia hasta de tres días con goce de sueldo o de seis sin goce.

CAPITULO TERCERO

De los salarios

Artículo 139. Salario es la retribución que debe pagarse a los elementos de las instituciones policiales por sus servicios personales y subordinados.

Artículo 140. El salario será uniforme para cada uno de los niveles o categorías de trabajo y será fijado por el presupuesto de egresos correspondiente.

Artículo 141. La cuantía del salario uniformemente fijado, no podrá ser disminuida durante la vigencia de los presupuestos de egresos correspondientes. Los incrementos salariales se establecerán de conformidad con el presupuesto de egresos correspondiente.

Artículo 142. Los pagos se efectuarán únicamente en moneda del curso legal.

Artículo 143. Los integrantes de las instituciones policiales tendrán derecho a un aguinaldo anual que estará comprendido en el Presupuesto de Egresos, el cual deberá pagarse en un 50% durante la primera quincena de diciembre y el otro 50% durante la primera quincena del mes de enero siguiente y será equivalente a 40 días de salario, sin deducción alguna.

Si el elemento hubiere iniciado la prestación de sus servicios antes del 1 de julio, recibirá la totalidad del aguinaldo, y si la prestación de servicios hubiere iniciado posteriormente a esta fecha, el aguinaldo será proporcional a los días laborados.

Artículo 144. Sólo podrán hacerse retenciones, descuentos o deducciones al salario de los elementos de las instituciones de policía, cuando se trate:

  1. De deudas contraídas en las dependencias donde preste sus servicios por concepto de anticipos de salarios, préstamos a corto, mediano y largo plazo, pagos hechos con exceso, errores o pérdidas debidamente comprobadas;

  2. Del cobro de cuotas o aportación de fondos para la constitución de cooperativas de consumo y cajas de ahorro siempre que el elemento hubiese manifestado previamente de una manera expresa su conformidad;

  3. De los descuentos ordenados por la Institución de Seguridad Social respectiva, con motivo de obligaciones contraídas por el elemento;

  4. De los descuentos para el pago de pensiones alimenticias ordenadas por la autoridad judicial competente; y,

  5. De cubrir obligaciones a cargo del elemento en las que haya dado su consentimiento, derivadas de la adquisición o del uso de inmuebles. El monto total de los descuentos no podrá exceder del treinta por ciento del importe del salario total, excepto en los casos a que se refieren las fracciones III, IV y V de este artículo.

CAPITULO CUARTO
De la suspensión de funciones

Artículo 145. La suspensión temporal de funciones, podrá ser de carácter preventivo o correctivo atendiendo a las causas que lo motiven. El Consejo de Justicia determinará la procedencia de la suspensión y su tipo.

Artículo 146. La suspensión temporal de carácter preventivo procederá contra el elemento que:

  1. Se encuentre sujeto a investigación administrativa o averiguación previa, por actos u omisiones de los que puedan derivarse presuntas responsabilidades y cuya permanencia en el servicio a juicio del Consejo de Justicia, pudiera afectar a la corporación o a la comunidad en general;

  2. Contraiga alguna enfermedad que implique un peligro de contagio para las personas que trabajan con él;

  3. Se encuentre incapacitado física o mentalmente, ya sea por enfermedad o algún otro evento ocasionado fuera del servicio; y,

  4. Se encuentre sujeto a juicio penal, por delito grave o uno diverso cometido en el servicio o con motivo de el, a partir del auto de formal prisión. En tal caso, la suspensión subsistirá hasta que la sentencia definitiva cause ejecutoria.

Artículo 147. En los supuestos previstos por el articulo anterior en sus fracciones I y IV, para el caso de que el elemento resulte declarado sin responsabilidad o absuelto, se reincorporará al servicio dentro de los diez días siguientes a la fecha en que la respectiva resolución quede firme; En los supuestos previstos por las fracciones II y III, una vez que el elemento acredite estar apto para el servicio mediante el certificado médico correspondiente y no hayan transcurrido seis meses a partir de la certificación de enfermedad o incapacidad, será reincorporado al servicio dentro de los diez días siguientes.

Artículo 148. Los elementos que tengan encomendado el manejo de fondos, valores, bienes, vehículos, armas o equipo, podrán ser suspendidos preventivamente hasta por noventa días por los mandos superiores, cuando apareciere alguna irregularidad en su gestión, en tanto se efectúa la investigación y se resuelve su reincorporación o despido.

Artículo 149. La suspensión temporal de carácter correctivo procederá contra el elemento que en tres o más ocasiones, en un periodo de seis meses, haya incurrido en faltas idénticas cuya naturaleza no amerite la destitución. La suspensión a que se refiere este párrafo no podrá exceder de treinta días naturales.

CAPITULO QUINTO

Terminación de la relación administrativa de trabajo

Articulo 150. La relación administrativa de trabajo podrá terminar:

  1. Por conclusión natural;

  2. Por rescisión;

  3. Por necesidades del servicio; y,

  4. Por despido justificado.

Las tres primeras corresponde declararlas al titular de la dependencia o mando superior de la corporación, según corresponda. La última solo podrá ser decretada por la Comisión de Justicia.

Articulo 151. La relación administrativa de trabajo de los servidores públicos de las instituciones de policía finalizará por conclusión del servicio, en cualquiera de los siguientes supuestos:

  1. Por renuncia del empleo;

  2. Por muerte natural o en el desempeño del servicio;

  3. Por incapacidad permanente del servidor público, ya sea física o mental que le impida el desempeño de sus funciones, causada con motivo del servicio;

  4. Por jubilación a los 30 años ininterrumpidos de servicios; y,

  5. Por haber llegado a la edad límite para el servicio, la cual será de; 75 años para los mandos superiores, 70 años para los mandos mayores, 65 años para los mandos medios y 50 años para los mandos subalternos.

Articulo 152. En los casos previstos en el articulo anterior, el servidor publico tendrá derecho a las prestaciones que esta y otras leyes le concedan.

Articulo 153. Si al momento de cumplir el tiempo para la jubilación o retiro forzoso por edad limite, el elemento tiene mas de tres años detentando su grado de carrera, será ascendido al inmediato superior de carrera que le corresponda, el cual solamente podrá perder por resolución del Consejo de Justicia, por haber infringido los deberes que de acuerdo a su situación correspondan o por haber sido condenado a sufrir una pena de prisión por delito doloso.

Articulo 154. La relación administrativa de trabajo, podrá rescindirse por necesidades del servicio o por acuerdo de los mandos superiores.

Artículo 155. Tendrá categoría de necesaria la rescisión, por cualquiera de las causas siguientes:

  1. Por distribuir o comercializar bebidas alcohólicas o estupefacientes durante su servicio o fuera de el;

  2. Por faltar a su servicio o labores por mas de tres días en un periodo de treinta días naturales, sin permiso o sin causa justificada;

  3. Por incapacidad permanente, física o mental, sobrevenida por causas ajenas al servicio o fuera de este;

  4. Por recomendación del consejo de justicia policial;

  5. Por incurrir en faltas de probidad y honradez durante el servicio; y,

  6. Por haber recibido correctivos disciplinarios por mas de tres veces en los últimos tres años.

Artículo 156. El titular de la dependencia correspondiente o el mando superior, podrán rescindir la relación administrativa de trabajo por convenir a las necesidades del servicio, mediante el pago de la indemnización correspondiente.

Artículo 157. El despido justificado procederá en contra de los elementos de las corporaciones de policía y servicios, por cualquiera de las siguientes causas:

  1. Por haber sido condenado, mediante sentencia ejecutoria, por delito intencional o doloso;

  2. Por actuar en contravención a los principios de actuación previstos en la presente ley;

  3. Por insubordinación que se dará por la negativa del inferior a acatar una orden del superior jerárquico;

  4. Por abuso de autoridad, que se dará por la conducta vejatoria o delictiva del superior al elemento de menor jerarquía;

  5. Por actos de cobardía en el cumplimiento del deber o por poner en peligro a los particulares a causa de su imprudencia, descuido, negligencia o abandono del servicio;

  6. Por asistir a sus labores en estado de ebriedad, o bajo el influjo de sustancias psicotrópicas o estupefacientes causando daño al servicio o a la salud e integridad física de los ciudadanos o elementos;

  7. Por presentar partes, informes, documentación o información alterada o falsa;

  8. Por aplicar a sus subalternos en forma dolosa o reiterada correctivos disciplinarios notoriamente ilegales;

  9. Por compeler a sus subalternos a entregarles dinero o cualquier otro tipo de dádivas o servicios a cambio de permitirles el goce de sus derechos ó por recibirlos por actos de corrupción o sin motivo legal alguno;

  10. Por no haber aprobado en dos o más ocasiones alguno de los cursos del programa de profesionalización;

  11. Por negarse, injustificadamente, a tomar alguno de los cursos del programa de profesionalización;

  12. Por negarse a participar en los programas de superación profesional;

  13. Por retirarse sin causa justificada, de alguno de los cursos o programas en los cuales se encuentre participando;

  14. Por resultar positivo en el examen toxicológico que se le practique;

  15. Por negarse a participar, teniendo derecho para ello en el concurso para obtener ascensos de grado;

  16. Por retirarse, sin causa justificada, de uno o más concursos para obtener ascensos;

  17. Por ostentar una conducta aberrante o pervertida dentro o fuera del servicio

  18. En los casos de las fracciones II y III del Artículo 109 por más de seis meses de enfermedad o de incapacidad;

  19. Por haber quedado incapacitado físicamente para el servicio policial, por causas sobrevenidas o acontecidas fuera del servicio;

  20. Por haber dejado de ser apto para el servicio por causas imputables al propio elemento sobrevenidas fuera del servicio;

  21. Por resolución del consejo de justicia; y

  22. Por las demás establecidas en esta ley y reglamentos.

Artículo 158. El titular de la dependencia correspondiente o en su caso el presidente municipal, podrán rescindir en cualquier tiempo la relación administrativa de trabajo por convenir a los intereses del buen servicio y sin expresión de causa, mediante el pago de la indemnización correspondiente.

CAPITULO SEXTO

Prestaciones por terminación de la relación administrativa de trabajo

Articulo 159. En los casos de terminación de las relaciones administrativas de trabajo por conclusión natural, el elemento será beneficiado en los términos siguientes:

  1. Por renuncia del empleo, con menos de quince años de servicio, obtendrá únicamente las prestaciones laborales a que tiene derecho ordinariamente, sin que perciba gratificación alguna extraordinaria.

En caso de que se haya desempeñado por mas de quince años, tendrá derecho a una compensación equivalente a doce días de salario por año; en ambos casos independientemente de las prestaciones de seguridad social y seguros que le correspondan. Por fenecimiento del contrato únicamente percibirá las prestaciones pactadas en el contrato.

  1. Por muerte natural fuera de servicio, se cubrirán las prestaciones laborales a que tiene derecho ordinariamente el elemento y el pago del beneficio económico en los términos de la fracción anterior.

  2. Si la muerte ocurre en el desempeño del servicio y con motivo de el, la indemnización a que se refieren las fracciones anteriores será de veinte días por año de trabajo, independientemente de las prestaciones laborales, de seguridad social y seguros a que tuviere derecho.

  3. Por incapacidad permanente del servidor público, ya sea física o mental, causada con motivo de sus funciones, se otorgara una indemnización equivalente a veinte días de salario por cada año de servicio, independientemente de las prestaciones laborales, de seguridad social y seguros a que tuviere derecho.

  4. Por incapacidad temporal del servidor público, ya sea física o mental, causada con motivo de sus funciones, se otorgara una indemnización equivalente a diez días de salario por cada año de servicio, independientemente del pago de sus salarios y demás prestaciones laborales, hasta la total recuperación de la salud.

  5. Por jubilación por treinta años de servicios, se cubrirá una compensación equivalente a doce días de salario por cada año de trabajo, mas el pago de las demás prestaciones laborales y las de seguridad social que le corresponda en los términos de ley.

  6. Por haber llegado a la edad límite para el servicio prevista en el reglamento, se cubrirán la prestaciones previstas para la renuncia voluntaria.

Las disposiciones anteriores se aplicaran también a los elementos que detenten grados administrativos.

Artículo 160. Los elementos de las corporaciones de policía y servicios a quienes se despida justificadamente, no recibirán pago alguno por concepto de indemnización o beneficio, independientemente de su antigüedad y grado.

Artículo 161. Los elementos de las corporaciones de policía y servicios a quienes se rescinda la relación administrativa de trabajo por necesidades del servicio, recibirá:

  1. Tres meses de salario integro por concepto de indemnización.

  2. Doce días de salario por cada año trabajado, en concepto de reconocimiento por antigüedad.

  3. Un mes de salario por cada dos años de trabajo por concepto de bono de gratificación.

No se podrá rescindir por necesidades del servicio, las relaciones administrativas de trabajo del elemento con más de veinte años de servicio policial.

Articulo 162. Para el efectos del presente capitulo, no se integrará al salario las compensaciones o reconocimientos especiales o extraordinarios, otorgados voluntariamente por los Gobiernos Estatal o Municipal.

Artículo 163. Cuando por resolución judicial se determine la ilegalidad de la determinación mediante la cual se da por terminada la relación administrativa de trabajo y sus consecuencias, no se reinstalará al elemento; en tal caso, atento a lo que dispone el artículo 123 apartado B, fracción XIII de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se le indemnizará con el pago de las prestaciones previstas en el articulo 158.

TITULO SÉPTIMO

Potestad jurisdiccional

CAPITULO PRIMERO

Competencia

Articulo 164. El Tribunal Administrativo Estatal será competente para conocer y resolver todos los conflictos originados con motivo de la aplicación de la presente ley, que no se encuentren reservados para el Consejo de Justicia Policial u otras autoridades o mandos.

Articulo 165. En ausencia del Tribunal administrativo, corresponderá conocerá de los conflictos a que se refiere el articulo anterior a la Sala Constitucional y Administrativa del Tribunal Superior de Justicia del Estado.

CAPITULO SEGUNDO

Prescripción

Artículo 166. La prescripción es el medio por el cual se pierde un derecho o atribución o cesa la potestad para la realización de los actos de autoridad previstos por la ley; se constituye por el transcurso del tiempo fijado sin haberse ejercido el derecho o atribución, o la realización del acto de autoridad.

Artículo 167. La prescripción empezará a correr a partir del día en que se cometa la infracción a la ley siempre y cuando el mando haya tomado conocimiento inmediato del hecho; fuera del caso anterior, el término de la prescripción empezará a computarse a partir del día siguiente a la fecha en que el mando tenga conocimiento.

Artículo 168. Salvo los casos previstos en este capitulo, las acciones que nazcan por la aplicación de la presente ley, prescribirán en tres años.

Artículo 169. Prescribirá en un mes:

  1. El derecho, autoridad o facultad de los mandos para imponer correctivos disciplinarios.

  2. Los derechos de los elementos de las corporaciones, para denunciar ante la Comisión de Justicia Policial, el trato o conductas de los superiores jerárquicos en sus perjuicios, que devengan en una violación a lo establecido en la presente ley.

  3. El derecho para impugnar ante la Comisión de Justicia los dictámenes escalafonarios o postergatorios de ascensos.

  4. El derecho para reclamar prestaciones laborales.

Artículo 170. Prescribirán en seis años, las infracciones en que hayan incurrido los elementos.

Artículo 171. Los términos para la prescripción solo se interrumpirán cuando se haga uso del derecho o atribución o se realiza el acto de autoridad, antes de que opere aquella.

TRANSITORIOS

Artículo Primero. Esta Ley entrará en vigor el día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial del Estado.

Artículo Segundo. Se derogan todas las disposiciones que se ocupen de aspectos previstos en la presente ley o que se opongan a ella.

Artículo Tercero. Las disposiciones del titulo sexto, de ninguna manera se aplicaran retroactivamente.

Artículo Cuarto. Dentro de un plazo de treinta días se formalizará la creación del consejo de justicia policial, con la designación de los integrantes que corresponda por cada corporación.

Articulo Quinto. Dentro del término de ciento veinte días contados a partir de la iniciación de la vigencia de esta Ley, el Gobernador del Estado, y los Ayuntamientos expedirán los Reglamentos a que se refiere la presente ley y dentro del término de un año posterior a esta última fecha se expedirán los manuales correspondientes.

EN LA CIUDAD DE CHETUMAL, CAPITAL DEL ESTADO DE QUINTANA ROO, A LOS DIECINUEVE DÍAS DEL MES DE JULIO DEL AÑO DOS MIL CINCO.

DIP. EFRAÍN VILLANUEVA ARCOS

DIPUTADO INTEGRANTE DE LA XI LEGISLATURA CONSTITUCIONAL DEL ESTADO

LIBRE Y SOBERANO DE QUINTANA ROO